27 marzo 2014 Lactancia, Noticias, Salud

Lactancia artificial y alzhéimer

Cada vez son más los beneficios que se van sumando a la lactancia materna como primer alimento para nuestro bebé. Mejorar sus defensas, ser un arma infalible contra infecciones y ataques víricos o controlar la obsesidad, son algunas de esas ventajas que va encontrarse nuestro bebé, pero también para las madres, amamantar a sus hijos, les reporta grandes beneficios, a tenor de los estudios que se realizan por investigadores expertos.

Según la Universidad de Cambrigde, en Reino Unido, dar de mamar a nuestro bebé podría reducir el riesgo de padecer Alzhéimer en el futuro. Este informe, que ha sido publicado en “Journal of Alzhéimer’s Disease”, además, constata que ese riesgo se vería disminuido a razón de lo que prolonguemos la lactancia. Por lo que, a mayor tiempo, menos riesgo.

Al parecer, y según nos cuentan, la causante de este importante beneficio es la hormona progesterona,conocida por hacer perder la sensibilidad a los receptores de estrógenos del cerebro, lo que podría suponer una protección extra ante esta terrible enfermedad que está acabando con miles de personas en todo el mundo.

Pero también hay otra opción que nos lleva a relacionarla con la tolerancia de la insulina. Durante la lactancia la mujer aumenta la tolerancia a la glucosa, y esto es importante ya que, una de las características del Alzhéimer es su resistencia de insulina en el cerebro.

No podemos olvidar que la enfermedad de Alzhéimer, es el trastorno cognitivo más extendido por todo el mundo y que afecta a 35,6 millones de personas, cifra que se considera excesivamente elevada pero que, desgraciadamente, se espera que aumente en los años venideros.

Vía | ABC
Foto | El secreto Avent

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 marzo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *