22 febrero 2009 Lactancia, Nutrición, Salud

Amamantar

Según un estudio de la Universidad de Stanford, en California (Estados Unidos), las mujeres que padecen esclerosis múltiple reducen el riesgo de recaídas si dan de mamar a sus hijos tras el embarazo. Estos resultados se han hecho públicos en la reunión anual de la Academia Americana de Neurología que se celebra en Seattle.

Los científicos han investigado a 32 mujeres embarazadas que padecen esclerosis múltiple y a 29 gestantes que no poseen la enfermedad. Durante un año han sido entrevistadas sobre sus hábitos tras el nacimiento de sus bebés, la lactancia escogida o los antecedentes de su ciclo menstrual.

Algo más de la mitad de las mujeres con esclerosis múltiple no dieron de mamar a sus hijos tras el alumbramiento. De ellas, un 87 por ciento, sufrió una recaída después del embarazo. La mayoría de estas mujeres indicaron que la razón principal para no dar el pecho a sus hijos fue la de comenzar con el tratamiento para su enfermedad. Aquellas que optaron por la lactancia materna y retomaron su medicación, al menos dos meses después del alumbramiento, poseen menos peligro en el agravamiento de su dolencia.

Según explica la doctora y autora del estudio Annette Langer-Gould: “nuestros descubrimientos cuestionan el beneficio de elegir no dar de mamar o detener la lactancia antes para comenzar a tomar los fármacos para la esclerosis múltiple”. Así mismo señala que serán necesarios estudios más amplios que certifiquen si, realmente, la lactancia materna es, como parece, una ayuda eficaz para las madres que padecen esclerosis múltiple.

Via I europa press

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Con esclerosis múltiple se puede tener un embarazo sano 24 noviembre 2009
  2. La lactancia podría proteger a la madre de sufrir el síndrome metabólico 4 diciembre 2009
  3. Tomar leche en el embarazo, podría evitar esclerosis múltiple a los hijos 12 febrero 2010
  4. La lactancia durante un mes protege a la madre de la diabetes 16 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *