21 enero 2017 Noticias

nace 12 días después de embarazo

No es el primer caso y, probablemente, tampoco será el último. El mundo de los recién nacidos está lleno de misterios, sorpresas y mucha magia, a pesar de lo matemático y calculado que parezca todo. Son muchas las mujeres que han sentido cualquier molestia, más o menos habitual, han acudido a su médico, pensando que podía ser un dolor de estómago, espalda o problemas con la menopausia, y se han encontrado con que están embarazadas.

Esto es lo que le ha sucedido a una joven británica que fue a su médico por una molestia en la parte superior del estómago, tras la debida exploración, descubrieron que estaba embarazada. El misterio fue que se realizó un test de embarazo cuando, supuestamente, estaba de 5 meses y, además, se estaba tomando la píldora anticonceptiva. Muchas casualidades para un nacimiento feliz.

Ir al médico por un dolor de estómago y descubrir un embarazo

La joven británica, de 21 años, se llama Lauren O’Donnell, es estudiante y hace una vida tan normal como la de cualquier joven europeo. Mantenía relaciones con su novio y no querían, de momento, ser padres, así que la chica tomaba la píldora anticoncepetiva. Pero un día descubrió que, sin motivo aparente, se le había retirado la menstruación, así que decidió hacerse la prueba de embarazo, consciente de que a veces los fármacos pueden fallar.

Con el test de embarazo en negativo, la chica siguió con su vida normal. Pero un día notó un cierto dolor en la parte superior del estómago, así que decidió acudir a su médico. El doctor entonces decidió hacerle una prueba urgente de exploración cuando descubrió que aquella extraña molestia venía acompañada por un bebé. De hecho estaba embarazada de la semana 38.

Eliza, bebé británica

Doce días después nació Eliza

El shock fue tremendo, tanto para los progenitores como para los padres de la chica que tuvieron que ponerse manos a la obra para preparar el nido a su, casi, milagrosa nieta. De hecho, la mamá, confesó que seguía utilizando la misma ropa de siempre y haciendo su vida normal, incluidas algunas fiestas con sus copas correspondientes.

Pero a los doce días del descubrimiento del embarazo, Eliza decidió venir al mundo. El parto fue estupendo y la niña nació totalmente sana y con un peso de 3 kilos y 255 gramos. En la actualidad ya ha cumplido los 6 meses.

Vía | Cuatro
Fotos | Encinta 27 y Mi bebé y yo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *