10 agosto 2014 Embarazo, Otros

Los embarazos más extraños II

Ya hemos visto, en un artículo anterior, como un embarazo puede ser una experiencia totalmente natural, aceptada y tranquila o, por el contrario, todo un acontecimiento extraordinario del que se hagan eco toda la prensa del mundo. Bien sea por la edad, por las circunstancias o por la cantidad, lo cierto es que algunos de ellos se han convertido en el foco de atención por sus características especiales.

Este fue el caso de Nadya Denise Doud-Suleman Gutiérrez que tuvo de una tacada nada más ni nada menos que ocho criaturas, y todas sobrevivieron. Esta madre de California, soltera y con seis hijos anteriores, fue conocido como la “octomamá” y levantó un gran revuelo debido a su precaria situación económica, mucho más cuando este embarazo fue tras un tratamiento de fecundación in-vitro.

Thomas Beatie, saltó rápidamente a las portadas conocido como “el hombre embarazado”, su imagen con barba y barriga gestante dio la vuelta al mundo en 2008. Evidentemente Beatie nació mujer aunque pronto se dio cuenta que era todo un hombre. No había podido realizarse una operación para cambiarse de sexo, así que su cuerpo interno todavía conservaba sus órganos femeninos. Debido a que su esposa no podía tenerlos, él se prestó a ello y en la actualidad ha dado a luz, mediante cesárea, a tres criaturas.

Otro caso que ya aparece en el libro Guinness de los Récords es el de Carole Horlock, una mujer estadounidense de 42 años que ha dado a luz a 12 bebés en 13 años, lo sorprendente es que todos han sido para ser entregados a otras familias. Uno de esos partos fue de trillizos. Esta incesante “fábrica de bebés” comenta que no todo es tan fácil como parece, de hecho su padre no ve con buenos ojos que su hija se dedique a ser madre de alquiler.

Y por último, aunque nos dejamos muchos en el tintero, nos quedamos con el caso de Elizabeth Ann Buttle, madre de dos hijos, un niño y una niña, Belinda y José, que así a priori no tienen porqué resultar extraño, lo único que lo hace especial es que entre los dos hermanos existe una diferencia de edad de 41 años y 185 días, lo que ha conseguido ser el intervalo más largo entre hermanos de la historia.

Vía | Cuatro

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *