6 agosto 2016 Compras, Consejos

caracteristicas cuna viaje

Tener un bebé no significa que tengamos que cambiar nuestras costumbres ni hábitos para disfrutar del ocio o de las vacaciones. Si eres de los que te gusta viajar llegadas estas fechas, tu peque puede acomodarse perfectamente a tus planes, sólo tendrás que, posiblemente, revisar el lugar de destino e incluir algunos trastos más en tu maletero. Nuestro bebé, vayamos donde vayamos, debe estar cómodo y, en lo posible,seguir sus hábitos de rutina.

Uno de esos elementos que aparecen en el equipaje de los recientes papás viajeros es la cuna de viaje. En la actualidad son muchos los hoteles o casas rurales que ya te ofertan, con tu propia habitación, una cuna para el bebé, pero si este no es el caso o si has elegido otro tipo de turismo, nunca está de más que la lleves cargada en tu coche. Pero ¿qué características debe tener una cuna de viaje para que sea perfecta para tu bebé?

Fácil de transportar

La primera característica que tenemos que tener en cuenta es que sea sencilla para poder transportarla. Desmontable, plegable, al mismo tiempo que sea fácil de montar y desplegar, sin necesidad de que tengamos que utilizar ningún tipo de herramientas.

Debemos tener en cuenta el espacio del que disponemos en nuestro maletero del coche, o si vamos a utilizar el transporte público. Cuanto menos espacio nos ocupe, mucho mejor. Eso sí, siempre sin olvidar que cumpla con las normas básicas de seguridad y descanso para que nuestro peque esté del todo cómodo.

Adaptada a la edad del niño

En el mercado encontramos cunas de viaje de muchos tipos, formas, tamaños y que, por supuesto, dependerán siempre de la edad del niño. Desde cunitas adaptables a nuestra cama para los recién nacidos, hasta las clásicas, en forma de jaula, y que están fabricadas con tela y rejilla, hasta esas otras que se pueden convertir en un bolso, en una bañera o en un cambiador.

Es importante tener en cuenta la altura del niño y si ya es capaz de ponerse de pie, sobre todo para evitar caídas si intenta salir de ella en un descuido. Las más prácticas son aquellas que puedes regular la altura, de este modo te servirán durante más tiempo, adaptándose al crecimiento del pequeño. Generalmente es el colchón el que sube y baja según la necesidad.

Cuna de viaje

Cumpliendo siempre la normativa

En todos los objetos que van destinados al bebé, ya sean juguetes, enseres o muebles, es necesario cumplir la normativa que nos impone la Unión Europea. Por eso es importante que, antes de comprar la cuna de viaje, te asegures que en la etiqueta lo especifica claramente.

Según esta normativa es necesario que se cumplan estos requisitos:

  • Los materiales que se han utilizado para la fabricación no deben ser tóxicos, ya sean telas, plásticos o esponjas.
  • Si en los bordes se utiliza algún tipo de látex o esponja, debe estar bien protegido para que no pueda ser arrancado por una mordedura del bebé.
  • La estructura de la cuna debe ser firme y sólida, sin elementos cortantes o sueltos.
  • El sistema de plegado debe ser lo suficientemente seguro como para que el niño no pueda conseguirlo por sí mismo. Por ejemplo: que sea necesario levantar el somier para poder plegarla o que haya que hacer dos acciones distintas para conseguirlo.
  • Debe tener una base sólida de apoyo, así las patas deben ser 4, como mínimo, y suficientemente anchas para que no se rompan con los movimientos del niño. También puede llevar ruedas, eso sí, siempre con freno.

Fotos | Crecer Feliz y Buenos y baratos

Fotos | Yoshito

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *