24 julio 2017 Embarazo

Todo lo que deberás tener en cuenta

En el caso que estés atravesando un embarazo múltiple deberás tener en cuenta diferentes aspectos, de ellos hablaremos en la siguiente entrada. Los cuidados que se deberán tener no solo son para la etapa de la gestación, en muchos casos se tendrá que seguir con la atención y el control hasta después del parto, cuando el bebé se estabiliza.

Esto no tiene porque convertirse en un motivo de preocupación. Los bebés de partos múltiples necesitan ser tratados durante los primeros días de vida. En muchos casos los bebés de embarazos múltiples antes de la fecha programada, y su tamaño es mucho más pequeño que el de un bebé a término, su peso es bajo y tienen pocas defensas.

Por todas estas razones será ser atendido en una unidad de cuidados intensivos neonatales, hasta que los pequeños logren estabilizar su temperatura corporal y puedan alimentarse y respirar de manera autónoma. En algunos casos los bebés no necesitarán de estos cuidados tan especiales ya que son totalmente saludables, necesitando solo un control en una sala de cuidados especiales.

En los dos primeros meses de vida se tendrán que tomar algunas precauciones, un parto múltiplo podría requerir un proceso mayor de adaptación

En los dos primeros meses de vida se tendrán que tomar algunas precauciones, un parto múltiplo podría requerir un proceso mayor de adaptación ya que las rutinas de la alimentación de los bebés, la falta de sueño y la dedicación que los niños necesitarán se tendrán que combinar con las otras tareas que se realizaban de manera habitual en el hogar.

Sería muy importante contar con la colaboración de toda la familia, para que la adaptación y los cuidados se volvieran lo más llevaderos posibles. Si se organizan turnos con los diferentes miembros de la familia la madre tendría la posibilidad de reposar y descansar. La madre se tendría que recuperar del parto y así poder alimentar a los bebés y vincularse con ellos de manera plena.

En los partos múltiples se podrían generar otros problemas como la presentación de nalgas, los partos prematuros o los partos de madres que ya han sufrido una pérdida anterior. En este caso se podría considerar que estamos frente a un parto de alto riesgo, palabras que podrían asustar a las mujeres, pero en realidad se tendría que pensar como una mayor posibilidad de que sucedan algunos problemas en la salud de la madre o en los bebés. En un comienzo el significado solo debería vincularse a tener cuidados más intensivos. Pero es muy importante aclarar que no todos los embarazos o partos múltiples se tienen que catalogar como de riesgo.

Dentro del mundo de embarazo múltiple podremos encontrar muchas opciones, por ejemplo, tendremos que pensar en la cantidad de bebés que se estén gestando, pueden ser mellizos, gemelos, trillizos, cuatrillizos o más. Además de saber si comparten o no la bolsa amniótica y la placenta. Se sabe que solo uno de cada 25 embarazos que comparten placenta también pueden convertir bolsa amniótica, en muy raras ocasiones los gemelos pueden compartir alguna parte de su cuerpo, en este caso son conocidos como siameses.

Los embarazos de trillizos o cuatrillizos podrán estar integrados por gemelos idénticos o por mellizos, en algunos casos se puede dar una combinación entre los dos tipos, esto dependerá de cada caso en particular.

Vía | El parto es nuestro
Foto | Pixabay – 3194556

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *