15 enero 2014 Consejos, Embarazo, Salud

Evitar resfriado embarazo

Estamos en pleno invierno y con él, casi inevitablemente, llegan los resfriados cuando no es, incluso, la temida gripe. Si en estado normal ya nos sentimos agotadas, abatidas y sin ninguna reserva de fuerzas, cuando estamos embarazadas esta desazón aumenta considerablemente, mucho más porque estamos muy limitadas a la hora de combatirla con fármacos.

Pero ¿qué podemos hacer para evitar caer en sus feroces garras? Sin duda lo mejor es la prevención, así que si seguimos algunas pequeñas medidas de precaución, estaremos más seguras y libres de estos temidos virus. ¿Quieres saber cuáles son?

Las mujeres embarazadas están consideradas como grupo de riesgo con respecto a la gripe, por ese se les aconseja que se vacunen contra ella. Se ha confirmado que esta vacuna no entraña ningún riesgo, ni para la madre ni para el bebé, y aunque no nos libra totalmente de su contagio, si al menos aminora sus efectos. Es preferible vacunarse a partir del segundo trimestre.

En cuanto a las medidas cotidianas que podemos adoptar están las de mantenernos alejadas de aquellas personas que estén pasando por un proceso gripal. Lavarnos las manos a menudo y, en sitios público, no utilizar toallas comunitarias e intentar abrir y cerrar los pomos de las puertas con un pañuelo.

Descansa lo suficiente e intenta no estresarte demasiado, este estado de nervios hace que bajen nuestras defensas y, por lo tanto, estemos más receptivas ante la posible invasión vírica. Y, por supuesto, aliméntate bien. Aprovecha que nos encontramos con estupendas frutas de temporada que son ricas en vitamina C: naranjas, pomelos, mandarinas… Otros alimentos que ayudan a aumentar nuestras defensas y protegernos de los ataques externos son el ajo y el yogur.

Vía | Ser Padres
Foto | El Confidencial

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *