27 septiembre 2017 Recién Nacido

Tips para cuidar la zona del cordón

El cordón umbilical requiere de ciertos cuidados, hoy te contaremos qué medidas puedes tomar para mantenerlo en óptimo estado. En el siguiente artículo te contaremos, en primer lugar, para qué sirve el cordón umbilical.

Mientras los bebés se encuentran en el útero los bebés reciben oxígeno y sustancias nutritivas a través de la placenta, la que se conecta a la pared interna del útero, además el bebé contará con una abertura en su abdomen por el que sale su cordón umbilical que se unirá a la placenta.

Cuando el bebé nace el cordón umbilical se sujetará mediante una pinza especial y se cortará cerca del cuerpo del bebé quedando un muñón umbilical. Esto se terminará por secar dentro de los 7 y 20 días después del parto. Al estar totalmente seco se terminará cayendo quedando una pequeña herida que se cicatrizará en unos días.

Hasta el momento en que se caiga este muñón se deberán tomar algunas medidas.

Si, al caerse el cordón el muñón umbilical, vez un poco de sangre en el pañal no deberás asustarte ya que esto será normal. También podrán quedar algunos pedacitos de piel o supurar un fluido amarillento o claro. Todo esto seguramente desaparecerá de manera natural y no necesitará de ningún tratamiento médico.

Hasta que no se caiga el muñón umbilical

Hasta el momento en que se caiga este muñón se deberán tomar algunas medidas, será fundamental mantener el ombligo seco y limpio. Se deberá doblar la parte superior del pañal hacia abajo destapando el ombligo y el muñón para que esté en contacto con el aire. En esta época el pequeño únicamente podrá recibir baños de esponja y no baños de tina.

Si los días son más calurosos podrán dejarlos solo con el pañal o una camiseta de algodón que sea suelta que permita la circulación de aire y así se seque más rápido el ombligo.

Nunca se tendrá que intentar sacárselo aunque te parezca que solo pende de un hilo. No uses alcohol para limpiar la zona ya que podrá provocar que la piel se irrite. Antes aconsejaban, desde la Academia Estadounidense de Pediatría se aconseja limpiar la zona o la base del muñón a diario empleando alcohol, pero diferentes investigaciones demostraron que la cicatrización es más rápida y no tiene problemas de infección si no es rociado con alcohol. Por eso se han cambiado las recomendaciones.

Síntomas de una infección

Existen algunos síntomas claros de que se ha generado una infección. Si el pequeño llora cuando le tocas la zona o el cordón, o si la región está enrojecida. Si hay mal olor o esta supurando de manera continua un fluido amarillento. En estos casos es muy importante que realices una consulta con su médico.

También deberás realizar una consulta si el muñón llega a sangrar de forma continua, ya que esto podría indicar un trastorno hemorrágico.

Vía | Baby center
Foto | Pixabay – Sanjasy

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *