9 enero 2010 Consejos, Desarrollo, Opinión, Padres y madres

nene llorando

Hay veces en los que un reto no parece surgir efecto o hasta parece ser bastante perjudicial en la educación de nuestros hijos. Para que no nos equivoquemos los padres debemos tener presente algunas de las cosas que te contaremos en este artículo.

Evitar dar gritos o reprender, ya que es modelo de queja muy poco recomendable, además ellos aprenderán a gritar también. Lo mejor es lograr que el niño, por más pequeño que parezca reflexiones para que vaya, de a poco, entendiendo lo que hizo.

Llamarles la atención sólo cuando estamos seguro de que nuestros hijos son los responsables de lo que hizo (ten presente que no hable de ‘culpa’, sino de responsabilidad) y ellos lo admitan. Si esto es así podremos estudiar las consecuencias y podemos hacer cumplir algo especial. Castigarlos no sirve de nada ya que al final, el chico se acostumbra y busca una alternativa.

Si el niño se encuentra enfermito los mimos y los cuidados de los padres es la mejor alternativa con la que se puede contar. Eso sí, se hizo lío en ese momento es importante resolverlo inmediatamente, ya que si esperamos a que se cure ya no tendrá el mismo efecto, debe ser en el acto, pero sin abrumarlo y entendiendo que se siente mal físicamente.

Nunca es aconsejable reprenderlo delante de sus hermanos, amigos. Siempre a sola.

Si es posible es bueno que también se encuentre presente el papá y la mamá, para que el niño sienta que ambos están de acuerdo y no tendrá a ningún tercero que lo defienda. Así se convencerá que lo que hizo realmente estaba mal.

Vía | Ser Padres hoy

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *