16 noviembre 2015 Consejos, Salud

urgencias por un catarro

Cuando tenemos un bebé, y especialmente si somos primerizas, son muchas las dudas que nos asaltan con respecto a su salud. Como bien dice el refrán: “los niños no vienen con un manual de instrucciones”, así que tendremos que echar mano de nuestra intuición y, por supuesto, de los sabios consejos de su pediatra. Pero es cierto que hay momentos en los que debemos actuar de forma rápida con el fin de evitar males mayores.

En el caso de una caída, o cuando la fiebre ha subido de forma alarmante o si el niño se queja de un fuerte dolor de cabeza, es importante actuar con decisión y acudir al servicio de urgencias del hospital más cercano. Generalmente por un simple resfriado no es necesario, sólo si presente algunos síntomas que se salen de la normalidad, ¿quieres saber cuáles son?

  • Si el bebé tiene menos de tres meses y el catarro viene acompañado con fiebre.
  • Si observas que tiene dificultad para respirar. Lo notarás por síntomas como: la respiración agitada, se le marcan las costillas, se le hunde el abdomen con cada respiración o deja de respirar por unos segundos, lo que se conoce como apnea.
  • Si lo notas con una actitud preocupante: está somnoliento, demasiado irritado, decaído o sin fuerzas.
  • Si se pone morado o pálido.
  • Si se fatiga mientras come, lo que le lleva a no querer tomar nada de comida.

Los bebés y niños pequeños suelen sufrir, a lo largo del año, entre 6 y 8 resfriados o afecciones respiratorias, especialmente durante la época invernal. Sin embargo la mayoría de ellas no reviste ningún peligro, siendo tratadas por el pediatra. Por ello en cuanto notes el primer síntoma en tu bebé, lo mejor es que acudas a tu médico, con el fin de que no vaya a más.

Vía | Onmeda
Foto | Pixabay – Collusor

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *