8 agosto 2009 Consejos, Lactancia, Nutrición, Recién Nacido

cuando el bebe tiene hipo

El hipo se produce por distintas causas y es cuando el diafragma se separa de la cavidad torácica del abdomen y empieza a realizar movimientos espasmódicos. Entonces las cuerdas vocales se cierran y abren produciendo ese característico sonido. Los motivos principales por los que se desencadena pueden ser: por comer o beber demasiado rápido, por una indigestión, reírse con el estómago vacío o por el cansancio. En realidad, son muchas las opiniones pero seguridad científica, ninguna.

Todos somos susceptibles a padecer hipo en alguna ocasión, pero los bebés y los niños lo padecen con elevada frecuencia. De hecho los hay que ya en el vientre de la madre lo han experimentado. Es normal que en la segunda mitad de la gestación los fetos tengan hipo varias veces al día, incluso los hay que les ha durado más de veinte minutos.

Es cierto que no hay un método médico para interrumpir los accesos de hipo, en cambio siempre te llegará el consejo popular que no siempre funciona y otras veces lo hace de forma casual. Lo normal es que desaparezca a los cinco o diez minutos. De todos modos hay ciertas recomendaciones que podemos llevar a cabo para evitar las molestias del hipo.

  • Dale de comer. No retrases su comida porque tenga hipo, además de que éste no interfiere en la ingesta, es posible que al comer desaparezca.
  • Si toma biberón, comprueba la tetina. Si el agujero de la tetina no es el apropiado puede que el bebé trague aire y esto le produzca el hipo. Para comprobarlo lo mejor es darle la vuelta al biberón y comprobar que salen gotitas de leche que gradualmente se detienen, en vez de un chorro libre o nada de leche.
  • Golpecitos en la espalda. Sujétale en posición incorporada contra tu hombro y dale golpes suavecitos en la espalda. Algunos bebés tienen mucha facilidad para tragar aire cuando están mamando y este aire les puede producir hipo, estos golpecitos le ayudarán a expulsarlo.
  • No sobrealimentarlo. Si durante los primeros meses de vida de tu bebé siempre tiene hipo después de comer, puede ser que lo estés sobrealimentando. Es preferible darle menos cantidad pero más a menudo. Lo mejor es ofrecerle la comida cuando la pide y no siguiendo un horario estricto de alimentación.
  • Para niños más mayores podemos ofrecerles otras alternativas: interrumpir el hipo con diez tragos de agua sin respirar, ofrecerles una pequeña cantidad de azúcar o miel en una cuchara o detener la respiración unos segundos hasta que desaparezca.

Fuente | “Remedios caseros para niños” – Asesor: Dr. José Luis Vaquero (Ediciones Pirámide)

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Pequeñas soluciones para grandes problemas 19 febrero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *