30 mayo 2017 Embarazo

Conoce la mejor posición fetal

La posición de nuestro pequeño en el momento de nacer es muy importante para que se tenga un desarrollo del parto normal. Por esa razón en cada consulta médica el profesional se asegurará de que todo esté evolucionando normalmente.

En el caso de que el pequeño estuviera atravesado o viniera de nalgas se consideraría la posibilidad de realizar un parto por cesárea. Si el bebé está en la posición correcta, con su columna apoyada en el tuya y se encuentra bien encajado podrá ser un parto vaginal.

No es muy frecuente que el pequeño se encuentra en una posición atravesada, o que esté tendido sobre su espalda. Estos casos se pueden llegar a dar, mayoritariamente, cuando la madre ha tenido más de tres hijos.

No es muy frecuente que el pequeño se encuentra en una posición atravesada, o que esté tendido sobre su espalda.

A lo largo de la gestación la cabeza del bebé crecerá y su cuerpo comenzará a girar en el interior del útero hasta llegar a encajar su cráneo en la pelvis. Eso se da a partir del octavo mes de gestación y se mantendrá en la misma posición hasta llegar al día del parto, especialmente en las madres primerizas.

La posición ideal del bebé al nacer es longitudinal, la columna de madre e hijo estarán colocadas de manera paralela, apoyándose el niño dentro del abdomen materno, con su cabeza hacia abajo. La coronilla encajada en la pelvis de la madre.

Ninguna investigación llegó a comprobar que determinado ejercicios ayuden a cambiar la posición del bebé mientras transcurre la gestación, pero si se sabe que hay diferentes posturas que podrían ayudar durante el trabajo de parto, por ejemplo, colocarse boca abajo por algunos minutos o acostarse de lado. Pero no debes tomar esta posición sin antes consultarlo con el médico, serán los profesionales quienes determinarán cuál es la mejor posición que podrás tomar para facilitar el nacimiento del bebé.

Conoce la mejor posicion del bebé en el embarazo

El parto será más rápido y fácil si el pequeño está cabeza abajo, con su cabeza levemente volteada hacia tu vientre. Esta postura es conocida como posición anterior, una manera en que se coloca antes de finalizar el embarazo.

Durante el parto el pequeño curvará su espalda y apoyará la barbilla en su pecho. De esta forma el parto se tendría que dar con más facilidad ya que la parte superior de la cabeza del bebé presionará uniformemente y en forma de círculo en cuello del útero mientras pasan las contracciones. Así el cuello del útero se dilatará y permitirá producir las hormonas necesarias para el parto.

En el momento de pujar el pequeño se deslizará a través de la pelvis en un ángulo, así la zona más pequeña de su cabeza podrá bajar primero. Al llegar a la parte inferior de la pelvis girará un poco la cabeza de manera que la parte más anche estará en la parte más ancha de tu pelvis. Así la parte posterior de su cabeza se deslizará por debajo del hueso púbico. Al nacer su cara podrá rozar tu perineo (tejido que se encuentra entre el ano y la vagina).

Vía | Español Baby Center
Foto | Pixabay – Greyerbaby / Pixabay – Manzela

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *