5 agosto 2009 Fertilidad, Noticias

Se cuadruplica el número de solteras que acuden a centros de fertilidad
La aceptación por parte de la sociedad de los nuevos conceptos de familia es uno de los principales motivos por los que cada vez más mujeres solas deciden someterse a alguna técnica de reproducción asistida. Tanto que, según el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), la cifra se ha multiplicado por cuatro desde 2005, pasando de 120 pacientes a las 506 del año pasado.

El tratamiento más demandado por las mujeres que quieren tener un bebé solas es la inseminación artificial de donante (IAD), que ha aumentado un 200 por ciento. En 2005 el 20 por ciento de las IAD se hicieron a mujeres sólas mientras que en 2008 el porcentaje fue del 40 por ciento.

Antonio Requena, director médico del grupo IVI, “la independencia económica de las mujeres y una mayor aceptación social de los distintos tipos de familia tienen su reflejo en los tratamientos de reproducción asistida actuales, en 2008 se realizaron 481 inseminaciones de donante frente a las 128 que se practicaron cuatro años antes, en pacientes sin pareja. Casi todos los casos, el perfil de la futura madre se repite: mujer entre 35 y 45 años con estudios universitarios.

Han observado una tendencia creciente en la demanda por parte de mujeres solteras de todas las técnicas de reproducción asistida. El tratamiento que más solicitudes tiene es la vitrificación de ovocitos que ha crecido en dos años un 228 por ciento. Ya hemos hablado en alguna ocasión de esta técnica que consiste en extraer los ovocitos y mantenerlos hasta su reimplantación en perfecto estado. Permite que sean madres las mujeres que deciden postergar la maternidad por cualquier motivo, incluído el cáncer.

Vía | Europa Press
Foto | Crossroads

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *