2 mayo 2017 Otros

Pegaso

El ser humano es, sin duda, un ser curioso y que siempre va en búsqueda de las respuestas que la razón no alcanza a resolver. Por eso intenta encontrar las claves, a veces misteriosas y otras totalmente lógicas, de nuestra propia existencia. Con mayor o menor impacto en la sociedad, y según las distintas culturas y religiones, el mundo del esoterismo, de lo oculto o de la mitología, viene a dar forma a aquellas cuestiones que quedan perdidas en nuestra concepción racional del mundo.

Ya conocemos el horóscopo tradicional, el maya o el chino que nos hablan de la influencia que tiene en nuestra personalidad el hecho de haber nacido en uno u otro mes del calendario. Ahora lo vamos a ampliar con una serie de creencias mitológicas con respecto al momento de nuestro nacimiento. No se trata de una ciencia exacta, ni mucho menos, pero aunque sólo sea por curiosidad o por diversión nos dejaremos invadir por esta nueva fantasía. ¿Quieres saber qué criatura mitológica es la que acompaña a tu bebé según su mes de nacimiento?

  • ENERO-LEVIATÁN. Es el primer mes del calendario y el número que corresponde a esta criatura. Nace en la Biblia, concretamente en el Génesis, y según estos escritos fue una de las primeras criaturas creadas por Dios. Es un monstruo marino, al que luego se le han ido asignando poderes satánicos. En realidad está asociado con la infinidad del Cosmos y la voluntad ante la vida. Es el poseedor de ese primer impulso, crecimiento y desarrollo que todo ser necesita para sobrevivir.
  • FEBRERO-PEGASO. El número 2 lo representa este ser totalmente mágico, y especialmente atractivo, que nos llega desde la mitología griega. Pegaso es un caballo alado, totalmente blanco, que nació de la sangre derramada por Medusa cuando Perseo le cortó la cabeza. Representa los términos opuestos: bien-mal; femenino-masculino; luz-sombra; o vida-muerte. Es así que en el zodiaco representa el libre albedrío, la responsabilidad de tomar las decisiones por uno mismo y la capacidad de elegir el camino.
  • MARZO-GRIFO. Para el número 3 se le ha asignado esta criatura mitológica cuyo origen se ha centrado en Oriente Próximo. Tiene alas y cabeza de águila y su misión era velar por el oro y los tesoros que existían en los campamentos de la India, aunque se creé que era por proteger los nidos de sus criaturas que se encontraban por aquella zona. En el zodiaco, el Grifo representa a la capacidad que los seres tienen para adaptarse a su medio ambiente.
  • Hidra

  • ABRIL-BASILISCO. Desde la mitología griega llega el representante del número 4. El Basilisco es una serpiente cargada de veneno mortal y que, incluso, podía matar con la mirada. Su nombre significa “pequeño rey” y se ha ido cambiando su fisonomía a través del tiempo, en la Edad Media, por ejemplo, se representaba en forma de gallo. En el zodiaco representa la toma de conciencia con uno mismo que se adquiere a través de la conexión con el medio en el que vive.
  • MAYO-HIDRA. La representación del número 5 es el de la Hydra, criatura de la mitología griega. Se trata de un despiadado monstruo acuático de infinitas cabezas y aliento venenoso. A pesar de su fortaleza, fue abatida por Hércules en uno de sus doce trabajos. Más allá de la parte negativa que esta criatura pueda representar, en el zodiaco es la que representa la elección de nuestro propio destino en total libertad, aunque siempre después de la experiencia que proporciona la toma de conciencia con uno mismo.
  • JUNIO-QUIMERA. El número 6 también pertenece a otra criatura mitológica griega. En esta ocasión nos llega otro monstruo que vagaba por las regiones de Asia Menor engullendo todo aquello que encontraba por su camino. Estaba conformada por varios animales: león, cabra, serpiente… aunque su característica principal era que vomitaba fuego. En el zodiaco representa el principio y el fin totalmente unidos, además de la elección libre del destino aunque con ciertas confusiones.

Vía | Leyendas vivas
Fotos | Pinterest y Hackslash master

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *