13 agosto 2011 Educación, Padres y madres

El tipo de crianza puede afectar a la salud mental del niño
El estilo de crianza debería determinarlo la personalidad del niño y no lo que los padres consideran óptimo. Así lo afirma un estudio publicado en el Journal of Abnormal Child Psychology y realizado por la psicóloga Cara Kiff de la Universidad de Washington.

Kiff y sus colegas evaluaron durante tres años a un grupo de 214 niños y sus madres. Los pequeños tenían entre 8 y 12 años. Comprobaron que una buena concordancia entre la personalidad del menor y el tipo de crianza reducía el riesgo de depresión y ansiedad en el niño. Sin embargo, en el caso contrario cuando las dos cosas no estaban adaptadas, el riesgo aumentaba.

Si los niños eran capaces de controlar sus emociones y su conducta, se veían perjudicados por unos padres controladores. Para estos pequeños lo mejor es que sus padres les den cierta autonomía. Si los niños no controlaban bien sus emociones y acciones se beneficiaban de una crianza más rígida y guiada. La autora lo explica así,

Este estudio se aleja del abordaje de que un estilo de crianza vale para todos, y da consejo específico a los padres sobre cómo mitigar la ansiedad y depresión de sus hijos. Tomamos en cuenta características que hacen a los niños vulnerables a la ansiedad y la depresión, e incluimos cómo eso conforma la manera en que los niños reaccionan a distintos métodos de crianza. Escuchamos hablar mucho de padres que se involucran en exceso, como las “madres tigre” y los “padres helicóptero”, el instinto de los padres es ayudar y respaldar a sus hijos de alguna manera, pero no siempre está claro cómo hacerlo de la mejor forma. Esta investigación muestra que la crianza es un equilibrio entre intervenir o no con guía, respaldo y estructura según las pistas que proveen los niños.

No nos lo ponen nada fácil pero tampoco nos cuentan nada nuevo. Lo mejor para nuestros hijos es que les conozcamos y les proporcionemos aquello que necesitan, aunque para algunos padres sea dificil entender que pueden necesitar más límites o por el contrario más libertad. Si además son más de uno la cosa es más compleja, pero habrá que seguir tratando de dar a cada uno lo que necesita.

Vía | Healthfinder
Foto | Flickr-Stillthedudeabides

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 agosto 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *