31 enero 2009 Consejos, Desarrollo, Recién Nacido, Salud

Manobebé
El bebé al nacer, suele tener las uñas cortas y blandas, pero crecen muy rápido y a los 10 o 15 días tendrás que cortárle las de las manitas, las de los pies aguantan uno o incluso dos meses. Las primeras veces puede impresionar un poco, el recién nacido no se está quieto y nos da miedo hacerle daño.

Como el bebé no tiene control de sus movimientos, sus uñas deben estar cortas para evitar que se arañe la carita e incluso los ojos. Utiliza unas tijeras o un cortauñas especial para bebés. Son rectas y con la punta redondeada para que no haya accidentes si se mueve de repente. El mejor momento es despúes del baño, que estará más tranquilo o mientras duerme.

Corta las uñas rectas, redondeando los bordes para que no queden picos. Con cariño, sujeta la mano del bebé firmemente, tirando de la yema del dedo hacía abajo para separar la uña de la piel y corta con cuidado. Cuando termines, limpialé las manos o los pies para que no queden restos. Si lo haces mientras duerme, pon especial cuidado en retirar lo que haya podido caer en la sábana.

Las uñas sanas son rosadas, con un semicirculo blanco en su base. Si observas otro color o que se le clavan en la piel, consulta con el pediatra porque podría infectarse.

Las primeras veces no viene mal tener ayuda para sujetar al niño y distraerle. Si no la tienes, un truco para que esté tranquilo mientras le haces la manicura, es ponerte en la muñeca un sonajero, de esa forma desviará su atención de las tijeras.

Vía | Pediatra al día
Foto | Cornestork

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Falsedades tradicionales sobre el cuidado de nuestro bebé 11 abril 2009
  2. Buzz B, cortauñas seguro para el recién nacido 4 julio 2012
  3. Soy Padre: Cortando las uñas 13 diciembre 2015
  4. Consejos para cuidar las uñas del recién nacido 31 agosto 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *