4 mayo 2016 Entretenimiento

coplas populares 7

Cada madre tiene su propia técnica para dormir a su bebé aunque la más popular, desde tiempos remotos, es la de mecerles en los brazos o en su cunita, mientras le cantamos una dulce nana. Más allá de las habilidades musicales de cada mujer, las canciones de cuna se han convertido en el auténtico milagro para que nuestros peques se queden profundamente dormidos.

Son muchas las nanas sobradamente conocidas, pero hay muchas que desconocemos y que han llegado hasta nuestros días a través del saber popular. De boca en boca, han ido transcendiendo a través del tiempo, hasta llegar a nuestros días. Aquí os dejo las letras de algunas de ellas, la música ya se la ponéis vosotras.

Duérmete, niño hermoso,
clavel divino;
duérmete, niño hermoso,
cariño mío.

*****

El mi mozuco es de miel;
el mi mozuco es de flores;
mi mozuco es un clavel
que me quita los dolores.

*****

Calla, niño, calla,
que yo te quiero mucho,
y cuando venga tu madre
te traerá un cucurucho.

*****

Duérmete rosa,
duérmete clavel,
duérmete flor,
duérmete vergel.

*****

Ea, la nana,
ea, la nana,
duérmete lucerito
de la mañana.

*****

Duérmete, niño hermoso,
sol de los soles;
que de tu cara lucen
mil resplandores.

*****

Ea, mi niñito
se me va a dormir,
cierra sus ojitos
y los vuelve a abrir.

*****

Duérmete, niño chiquito,
duérmete y no llores más,
que se irán los angelitos
para no verte llorar.

*****

Esta niña linda
se ha dormido ya
y un dulce angelito
un beso le da.

Fuente | “Coplero Popular” de José Luis Gárfer (Edimat Libros)
Foto | Yam

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *