4 marzo 2010 Desarrollo, Fertilidad, Noticias

La coordinación no se ve afectada por el tipo de concepción
Un cinco por ciento de los escolares tienen algún tipo de problema con la coordinación. Se percibe en que son más torpes y propensos a golpearse cuando se trata de la motricidad gruesa, o les cuesta escribir bien o atarse los zapatos si está relacionado con la motricidad fina. Algunos estudios habían relacionado la reproducción asistida con un mayor riesgo de tener un bebé con estos problemas.

Sin embargo, según una revisión realizada por el equipo de Jin Liang Zhu, de la Universidad de AArhus en Dinamarca, la forma de concepción no afecta a la coordinación del niño, pero la infertilidad de los padres parece que sí. Comprobaron que hubo un ligero aumento de niños con problemas de coordinación si los padres habían tardado más de un año en concebir, independientemente de si había sido naturalmente o mediante asistencia médica.

Según el resultado de un cuestionario estandarizado, los pequeños cuyos padres tardaron más de un año en concebirlos, fueron un 35 por ciento más propensos a tener estos trastornos. Sólo un 4 por ciento de los 1.614 niños de este grupo tuvieron algún síntoma, frenta al 3 por ciento de los 14.928 cuyos padres no tuvieron ningún problema. Entre los que recurrieron a un tratamiento de fertilidad el porcentaje fue del 3,5 por ciento.

El autor del estudio afirma que los datos son tranquilizadores porque el riesgo es muy leve en todos los casos. Donde se apreció un mayor aumento de sufrir trastornos de coordinación en la edad escolar, fue entre los niños que habían tenido algún retraso en el desarrollo los primeros años. Los niños que no habían logrado sentarse a los 9 meses eran un 5 por ciento más propensos a tener posteriormente los trastornos de coordinación, y los que no cambinaban a los 16 meses lo eran ocho veces más.

Queda pendiente que encuentren los motivos por los que esto sucede para poder buscar una solución.

Vía | Medline Plus
Foto | Madmetal

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *