13 agosto 2009 Embarazo, Noticias, Padres y madres, Salud

Las convulsiones y no la epilepsia pueden causar problemas en el embarazo
Los expertos no consiguen un criterio unánime respecto a los riesgos de la epilepsia durante el embarazo. Los estudios se contradicen y mientras unos afirman que puede haber riesgos, otros no encuentran la relación. La novedad de la investigación publicada en Archives of Neurology y llevada a cabo por la Universidad Médica de Taipéi, es que establece una relación entre el riesgo de tener un bebé prematuro o con bajo peso al nacer, con las convulsiones, no con la enfermedad en sí misma.

El estudio comparó a 1.016 bebés de madres epilépticas con 8.128 bebés de madres sin la enfermedad. Del primer grupo 503 mujeres convulsionaron durante la gestación frente a las 513 que no lo hicieron. Comparadas las 503 mujeres que sufrieron convulsiones con las madres libres de epilepsia, las primeras tuvieron un 36 por ciento más de probabilidades de tener un bebé con bajo peso, un 63 por ciento un parto prematuro y un 37 por ciento de tener bebés pequeños para su edad gestacional.

Comparadas las madres con ataques con las epilépticas que no los sufrieron en el embarazo, la probabilidad de tener un bebé pequeño para su edad gestacional fue un 34 por ciento más elevada en las madres con convulsiones. Yi-Hua Chen, coautor del estudio explica que los resultados, “sugieren que se trata de las convulsiones mismas lo que parece contribuir en gran medida al aumento en el riesgo para los bebés de nacer antes de tiempo y de tener bajo peso al nacer para su edad de gestación. Para las mujeres que permanecieron libres de convulsiones durante el embarazo, se identificó un riesgo nulo o leve, en comparación con las mujeres que no resultaron afectadas“.

Chen y el resto del equipo considera necesario, a tenor del resultado, que se creen estrategias de intervención que se ocupen de ayudar a las madres a controlar las convulsiones antes del embarazo, ayudarlas a dormir mejor y a enfrentar el estrés y educar sobre los riesgos de las convulsiones durante la gestación.

Si eres epiléptica, lo mejor es que hables con tu neurólogo y tu ginecólogo incluso antes de quedarte embarazada. Cuanta más información y más ayuda recibas más fácil será que todo vaya bien.

Vía | Medline Plus
Foto | Imageshack

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *