18 mayo 2017 Nutrición

Un alimento con grandes nutrientes

Son muchos los profesionales que aconsejan consumir semillas de chía en el embarazo. Nos referiremos a las ventajas y a las desventajas de su consumo.

En primer lugar, vale la pena aclarar que las semillas se chía aportan muchos nutrientes importantes para un embarazo sano, además se podría decir que su ingesta es segura tanto para el bebé como para su madre.

En la gestación las mujeres deberán consumir calorías adicionales con el objetivo de fortalecer el organismo y ayudar a un correcto desarrollo del bebé. La necesidad de proteínas y calcios en la etapa del embarazo será mayor, tengamos presente que ambos nutrientes son muy importantes para la correcta formación de los tejidos y de los huesos del bebé. Además, el hierro es uno de los minerales imprescindibles de consumir ya que se incrementa el volumen de la sangre (tanto de la madre como del bebé).

En la gestación las mujeres deberán consumir calorías adicionales con el objetivo de fortalecer el organismo.

La importancia de una dieta balanceada

Es muy importante que la mujer embarazada lleve adelante una dieta completa y balanceada, la misma deberá ser seguida por un médico. Afortunadamente, para obtener buenos resultados no será tan complicado como se puede pensar, únicamente se tendrá que consumir alimentos que tengan variados nutrientes y que sean bajos en calorías.

Beneficio de la chía

Se estima con dos cucharadas de chía aportará grandes cantidades de nutrientes, solo tienen 138 calorías, 4,5 gramos de proteínas, 11 gramos de hidratos de carbono y 9 gramos de fibra.

Recuerda siempre que la dieta debe ser supervisada por un médico

Diferentes investigaciones llegaron a demostrar que estas semillas son una de las mejores fuentes de vitamina A, hierro y calcio. Con una solo porción de semillas de chía la mujer en gestación tendrá cubiertas el 15 por ciento de las necesidades de proteínas. Además de un tercio del requerimiento de fibras diarias.

Las semillas de chía se comercializan secas y crudas, también se podrán conseguir incorporadas en alimentos como barras de granolas, galletas, panes. Otra forma de agregarlas a la alimentación diaria es rociándolas o espolvorearlas sobre las ensaladas o yogur.

Efectos secundarios de consumir chía

Existen algunos aspectos negativos vinculados con su consumo. No todos los organismos tendrán la capacidad de reaccionar de la misma forma cuando consumen un alimento de origen natural o algún suplemento alimenticio.

Tanto las semillas de linaza como las semillas de chía tienen altos contenidos de Omega 3 y Omega 6, eso ayudará a mejorar los procesos estomacales, pero es muy importante no abusar de ellas. A pesar de los estudios realizados no se llegó a comprobar que exista una reacción alérgica a las semillas de chía, incluso las personas alérgicas a los frutos secos o al maní pueden ingerir las semillas de chía sin ningún problema.

Uno de los efectos secundarios es que podría llegar a perjudicar a las personas que tienen diarrea, agravando notablemente los síntomas. Recordemos que las semillas podría acelerar el proceso digestivo de las personas.

Remarcamos, nuevamente, la importancia de consultar con el médico antes de incorporar cualquier alimento nuevo a la dieta.

Vía | Semillas de chía hoy
Foto | Pixabay – Roh vegan / Pixabay – Braetschit

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *