10 enero 2017 Embarazo

Un bebeficio para las madres y para los niños

Si tomas Omega 3 durante la gestación se podría reducir la posibilidad de que el niño sufra de asma. Esto sucede especialmente si se tienen bajos niveles de este nutriente en la sangre.

A estas conclusiones se ha llegado gracias a un trabajo de la Universidad de Copenhague de Dinamarca. Los científicos determinaron que consumir ácidos grasos Omega 3 ayudaría a que los niños disminuyan sus posibilidades de sufrir asma e infecciones respiratorias.

A los tres años de edad las madres que tomaron estos suplementos tenían la posibilidad de tener en un 17 por ciento asma frente al 24 por ciento de los niños de madres que no habían tomado. Para poder realizar el trabajo se estudió a un grupo de mujeres embarazadas separándolas en dos grupos y durante los últimos meses de embarazo tomaron todos los días aceite de pescado con alto contenido en Omega 3 o aceite de oliva.

Después se verificó en los hijos, al llegar a los tres años de edad, lo que había sucedido con los peques cuyas madres habían tomado el aceite y lo que había sucedido con los niños cuyas madres no lo habían tomado.

Si tomas Omega 3 durante la gestación se podría reducir la posibilidad de que el niño sufra de asma.

Como se puede ver este es uno de los tantos beneficios que aporta el Omega 3, en artículos anteriores ya hemos hablado de otros aspectos positivos y como podemos ver cada día se descubren nuevas ventajas.

Desde la Universidad de Copenhague el profesor en pediatría Hans Bisgaard llegó a identificar los genes que se relacionan con la tendencia a tener bajos niveles de Omega 3 en la sangre, esto permitiría determinar cuales son las mujeres cuyos descendientes obtendrían más beneficios si tomaron suplementos durante la gestación. Cabe destacar que faltan varios estudios que permitan confirmar acerca de cuál será la mejor dosis y qué sucede en personas con otras características.

Qué es el Omega 3

El Omega 3 es un ácido graso poliinsaturado que se pueden encontrar en diferentes alimentos, por ejemplo, pescados, semillas, pollo y vegetales. Este tipo de ácidos es uno de los cuatro tipos de grasas que el organismo absorbe de las comidas después de que fueran procesadas.

Tienen la ventaja de ser muy buenos para el organismo y son uno de los componente que se necesitan para mantener la salud en óptimo estado.

Omega 3 y embarazo

Mediante diferentes estudios se pudo comprobar que el Omega 3 trae muchos beneficios en la etapa del embarazo. Se sabe que es importante para el desarrollo y el crecimiento del bebé mientras está en el útero.

Ayuda en el desarrollo del cerebro del bebé, en la formación de sus retinas y en el desarrollo del sistema nervioso central. Reduce las posibilidad de desarrolla preeclampsia, depresión postparto y minimiza la posibilidad de tener un parto prematuro.

Si bien hoy hemos hablado acerca de diferentes estudios y beneficios que aporta el Omega 3 reiteramos que es necesario que, ante cualquier duda, consultes con tu médico y no tomes suplementos sin su plena autorización.

Vía | Web Consulta
Foto | Pixabay – Elias Falla

También te puede interesar