27 abril 2012 Padres y madres, Salud

El bebé como apoyo para mamá
Según un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania, las madres con depresión podrían llegar a alterar el sueño de sus bebés, buscando el consuelo emocional que les ayude a calmar ese estado depresivo.

La investigación se fundamentó en la visita a 45 madres en sus respectivos domicilios, con niños entre un mes y dos años, durante una semana. En ese periodo de tiempo se pudo comprobar que los problemas de sueño en los bebés aumentaban en base al nivel de depresión de su madre, ya que está buscaba continuamente el consuelo cogiendo al niño en brazos e interrumpiendo su sueño.

Sobre todo, ese estado emocional es más acusado de noche, cuando las madres están más pendientes de cualquier ruido o detalle que les haga ver que le pasa al bebé y aprovechar esta circunstancia para despertarlo.

Gracias a este estudio, es posible comprender mejor las diferentes actitudes de las madres en un estado de depresión, bien post-parto o de cualquier otra causa, con respecto a sus bebés, en los cuales buscan el amor que no pueden obtener de otras personas.

Sin embargo, puede llegar a ser delicado este hecho, ya que podría marcar el futuro desarrollo emocional del bebé y determinar sus conductas emocionales de cara al futuro. Sin duda, toda alteración que se produzca en los años iniciales del niño imprime un carácter determinado en sus actuaciones en la edad adolescente y, posteriormente, adulta.

Via | HealthDay
Foto | flickr-rahego

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *