17 mayo 2014 Consejos, Lactancia

consejos con el sacaleches

Son muchas las circunstancias en las que una madre se puede ver envuelta y necesita seguir alimentando a su bebé, con su propia leche, desde la distancia. Es por esto que se inventaron los sacaleches, unas maquinitas efectivas, y generalmente sencillas de utilizar, y que nos permiten dar de mamar a nuestro bebé sin tener que estar presentes. En la mayoría de los casos, su utilidad es fundamental para aquellas mamás que tienen que incorporarse a su puesto de trabajo, casi, de forma inmediata.

Pero sacar la leche de nuestro pecho, ya sea de forma automática o manual, no siempre es sencillo. El estrés, las prisas o la falta de estimulación, puede provocar que nos sintamos bloqueadas y la leche no mane con la fluidez necesaria. Entonces ¿qué podemos hacer? Aquí te dejo algunos trucos sencillos que, quizás, te puedan ayudar.

  • La primera “ley” para que la leche fluya con éxito es la tranquilidad. Estar estresada, tener prisa o andar preocupada por las tareas que te quedan por hacer no son la mejor forma para que consigamos ni siquiera unos mínimos resultados. Lo mejor es que te pongas cómoda y relajada e inicies la tarea.
  • Y en el mismo tono que lo anterior, también es de gran ayuda que estés entretenida. Ver la tele, leer o escuchar música pueden ser tareas estupendas mientras tus pechos van manando leche con toda tranquilidad.
  • No existe un momento ideal para iniciar esta tarea, así que sólo tú verás cuando te encuentras más dispuesta. Sí que puede ayudarte en el mismo momento en el que el bebé está mamando, ya que esa presión que ejerce en uno de tus pechos, estimula al otro, por lo que puedes aprovechar y tener ambos ocupados.
  • El que la leche fluya está relacionado con las hormonas del pequeño, así que si ves que no sale, lo mejor es centrar tu mente en un recuerdo de tu pequeñín, este estímulo emocional ayudará a que la leche brote con más naturalidad. Observar una foto, coger su mantita con su olor o acordarte de cuando está succionando, pueden ser trucos infalibles.
  • Masajear el pecho de forma suave, también ayuda a que la leche salga mucho más fluida.

Vía | Ser padres
Foto | Salud farmacia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 mayo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *