21 junio 2017 Consejos

proteger picaduras mosquitos

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, nuestras costumbres de ocio cambian. Dejamos a un lado el abrigo del hogar, para salir a disfrutar del aire libre. Además la época de vacaciones también trae desplazamientos a la naturaleza. Lugares ideales, y casi paradisíacos, en los que, también, encontramos algún que otro inconveniente sobre todo para los más pequeños.

Los mosquitos son, durante el verano, los grandes intrusos de nuestra diversión. Raro es el lugar en el que nos encontremos que no habiten, se reproduzcan y, por supuesto, intenten alimentarse de nuestra fragilidad humana. Es importante que nos protejamos, mucho más a los bebés, con el fin de no arruinar nuestras vacaciones. Pero ¿cómo hacerlo de forma efectiva, natural y sin perjudicar a los más pequeños?

Remedios de la abuela para que no nos piquen los mosquitos

Lo primero que tenemos que buscar son soluciones naturales y que no perjudiquen la salud de nuestro niño. El remedio debe ser efectivo pero con ciertas restricciones, así que lo mejor siempre será asegurarse de que vamos a hacerlo bien. Puedes consultar con tu pediatra o con tu matrona para que te aconsejen y te ofrezcan las mejores recomendaciones, de todos modos hay ciertos remedios de abuela que nos pueden ir divinamente.

  • Las prácticas mosquiteras. En las ventanas, en las puertas y, sobre todo, en la cuna del bebé. Una gasita poco tupida, que deje pasar el aire con facilidad, a modo de campana protectora siempre ha sido el mejor remedio que nuestras abuelas utilizaban para disuadir a las moscas y mosquitos en verano, y así evitar las picaduras.
  • Una bolsa de agua en la ventana o puerta. Según las creencias populares, colocar una bolsa transparente de agua en el quicio de la ventana o puerta impide que los insectos accedan a la vivienda. ¿Se verán reflejados y se asustarán de sí mismos?
  • mosquitos picando

  • Un vaso con bebida dulce. Ya se sabe que los insectos son muy golosos, así que no es extraño que busquen aquello que les transmite el sabor y olor del azúcar. Dicen que un vaso de refresco azucarado (colas, zumos…) hará que se dirijan a él y queden atrapados en el líquido.
  • Un vaso de vinagre o limón. Del mismo modo que el azúcar les atrae, el ácido del vinagre o el limón les repele. Lo mejor es colocar un vaso de vinagre o zumo de limón para así evitar su presencia.
  • Evitar los perfumes. Es importante que llevemos cuidado con las colonias y perfumes, sobre todo aquellas que desprenden aromas dulces.

Fotos | Sanutri y Vix

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *