5 agosto 2016 Consejos, Embarazo, Uno más en la familia

planear el segundo embarazo

Dicen las madres expertas que el segundo embarazo es mucho más fácil que el primero. Evidentemente la experiencia tiene su mérito y consigue que nos entreguemos, a esta hermosa labor, de una manera más relajada, sabiendo que pequeñas molestias y cambios se van a ir produciendo a lo largo de esos nueve meses.

Si ya has sido madre primeriza, te darás cuenta que la crianza no suele ser tan complicada, siempre que no nos obsesionemos con ella, así que lo más probable es que quieras darle un hermanito a tu pequeño. Si estás planeando aumentar la familia quizás debas tener algunos puntos en cuenta.

Tu salud es el tema principal

El momento de quedar embarazada lo vas a determinar tú. Algunos especialistas aconsejan que se espere, al menos, un año, con el fin de que tu cuerpo vuelva a “recomponerse” tras los cambios sufridos en el embarazo anterior. Piensa que el tema del peso es importante, mucho más si hemos cogido algunos kilos de más, quedarse embarazada con un peso elevado puede traer problemas de salud, tanto para ti como para el bebé.

Situación laboral y económica

Si ya tienes un bebé te habrás dado cuenta que el refrán de que “viene con un pan debajo del brazo” es totalmente falso. No sólo no viene con el alimento sino que su llegada conlleva un montón de gastos extras que no todas las familias pueden sobrellevar.

Con la llegada del segundo, por mucho que puedas aprovechar en enseres o muebles, los gastos aumentan de forma considerable. Por lo tanto es necesario ser conscientes de ello y saber que vamos a poder mantener y cubrir todas sus necesidades.

Si trabajas fuera de casa ten bien en cuenta el tiempo que tendrás para disfrutar de la maternidad y si después vas a poder llevarles a la guardería, dejarles con los abuelos o compaginar con el trabajo del padre. Cuidar dos niños pequeños no es lo mismo que uno y hay que tener en cuenta la disponibilidad que tenemos a mano.

Más espacio en la casa y en el coche

Con la llegada de otro bebé vamos a necesitar más espacio en casa. Independientemente de la edad que tenga el hermano mayor, sería conveniente poder disfrutar de un dormitorio para cada uno, ya no durante sus primeros meses, pero sí más adelante.

También en el coche vamos a necesitar más espacio. Los dos niños tienen que ir, obligatoriamente, en sus correspondientes sillitas. Eso sin obviar que en cada desplazamiento vamos necesitar un buen maletero para llevar las bolsas con sus comidas, cambios de pañales, ropita, juguetes…

bebé y hermana mayor

La actitud del hermano mayor puede ser un factor determinante

Hay papás que no quieren que los hermanos se lleven mucha diferencia de edad, de este modo, y aunque parezca que la crianza se puede hacer más cuesta arriba, se crían casi juntos, consiguiendo una relación, más que de hermanos, de amistad.

Sin embargo, otros padres prefieren que esa diferencia sea mucho más larga para que el mayor sea del todo consciente del nuevo integrante que llega al hogar. La actitud del hijo mayor puede, en cualquier caso, determinar si está preparado, si lo tenemos que concienciar o si va a suponer un problema, con lo cual tendremos que buscar las ayudas necesarias.

Fotos | Pixabay – SvenjaBehnisch y Tip diario

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *