15 marzo 2017 Salud

Tips para evitar el rechazo a la medicación

Un artículo más en el que hablaremos acerca de qué medidas tomar si nuestro bebé vomita su medicación. Un punto clave en este aspecto es saber que no es la misma actitud que deberemos tomar frente a todos los medicamentos.

En el caso de que el niño vomite un medicamento de los que curan, o sea, los que deberán tomar obligatoriamente ya que de eso dependerá su mejora se deberá evaluar la forma de toma.

Sabemos que la manera más práctica es que tomen sus remedios vía oral pero si vomitan la medicación el médico podrá aconsejarnos que lo hagamos por otra alternativa, como por vía intravenosa. Si solo existe esta opción sería necesario ingresar al niño al hospital o centro de salud para el suministro de la medicación.

Algunos medicamentos es mejor tomarlos con el estómago vacío

Si el rechazo lo provoca uno de los medicamentos que alivian, que unicamente trata los síntomas para que la enfermedad que los afecte sea menos molesta el cuadro será diferente. Si vemos que los vomita con facilidad deberemos consultar al médico si deberemos seguir dándoselos o podemos prescindir de las tomas (recuerda que siempre la decisión la deberá tomar el médico, nunca suspendas la toma de ningún medicamento sin la consulta). Seguramente si tiene que tomar diferentes medicamentos al día y algunos les genera malestar el profesional podrá priorizar evitando las medicinas que no curarán y unicamente reducirán su malestar.

Podemos pensar que si mezclamos los medicamentos con algunos alimentos podemos evitar el mal sabor, pero al respecto vale la pena aclarar que los prospecto de los medicamentos señalan que es aconsejable no mezclarlos con los alimentos ya que podría perjudicarse la absorción, algunos medicamentos es mejor tomarlos con el estómago vacío.

Ahora bien, en casos extremos podría ser mejor que los tomen mezclados con alimentos a que no lo hagan por provocarles un vómito sistemático. Si es necesario tomarlo con su estómago vacío deberías consultar con el medico para evitar contradicciones.

En el caso de que el pediatra te autorice a mezclarlos con alimentos podrás pensar en dos alternativas. Una opción es buscar un alimento que tenga un sabor agradable y que el pequeño disfrute, seguramente la mejor alternativa es un alimento dulce, deberás mezclarlo con la cantidad suficiente para que note la presencia del medicamento en él.

Y, la otra opción, es no preparar la toma en su presencia, podrás mezclarlo con una cantidad muy pequeña de alimento para que apenas pueda percibir el sabor pero que te puedas asegurar que se lo acabará.

Algunos medicamentos deben suministrarse antes de la comida y otros después. En el caso de los que pueden provocar daño en el estómago y antiinflamatorios lo mejor es dárselos después de haber comido. Algunos otros se pueden absorber mejor cuando tienen el estómago vacío.

Vía | Mi pediatra online
Foto | Pixabay – Mitzianika

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *