6 julio 2010 Consejos, Nutrición

Consejos para congelar comidas para bebé
Cuando a los bebés se les empieza a introducir los alimentos hay una etapa que se puede hacer un poco dura para quien se encargue de las comidas. Y esto es así porque hay unos meses en los que tendrás que hacer diferentes comidas para los adultos y niños que ya comen de todo que para el bebé. No obstante, es importante no olvidar mantener siempre los purés en perfecto estado.

Por tanto si sois unos cuantos en casa, esto puede trastocar un poco la tarea diaria. Una solución que siempre es útil y recurrente es la de elaborar comidas para varios días y dejarla en el congelador hasta el momento de su consumo. De este modo puedes ahorrar tiempo y te permite organizarte en el día a día de una manera más cómoda y desahogada.

  • Sin embargo, es importante tener en cuenta una serie de consejos si hemos decidido realizar comidas y congelarlas. Una de las cuestiones importantes es utilizar siempre envases que estén completamente limpios, herméticos y en buenas condiciones. Si, además, conseguimos que tengan el tamaño perfecto para una ración diaria y se puedan utilizar en el microondas, mejor que mejor.
  • Cuando ya tengamos listos los purés lo podemos echar en los envases y antes de cerrarlos es básico que los dejemos enfriar a temperatura ambiente. Cuando ya estén listos los podemos cerrar y meter en el congelador. Si se cierra el envase con la comida caliente y se mete en la nevera puede estropearse porque se produce condensación.
  • Cada envase debería llevar una etiqueta en la que se pueda ver claramente lo que contiene y la fecha en la que se cocinó para que no los dejemos indefinidamente en la nevera ya que aunque aguanten más los alimentos cocinados que se han congelado, no podemos dejarlos ahí eternamente.De hecho, expertos nutricionistas no recomiendan dejar la comida cocinada congelada más de cinco oséis meses, tres en el caso del pescado. Estos alimentos aunque sometidos a un frío extremo también se pasan y caducan.
  • A la hora de descongelar los purés es mejor hacerlo en la nevera o al natural que en el microondas, aunque si andas mal de tiempo siempre puedes recurrir a esta última opción. Lo óptimo es que la noche anterior mires lo que vas a necesitar y lo saques del congelador a la nevera para que al día siguiente este listo para calentar y consumir. Y, sobre todo, no vuelvas a congelar comida que ya has descongelado.

Foto | sporkist en Flickr
Más información | Cocina

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *