25 abril 2014 Salud

Ojo de bebe

En ocasiones el pediatra nos receta gotas oftálmicas para nuestros pequeños, colocarlas puede volverse todo un desafío, si bien no es algo imposible, debemos tener en cuenta algunos puntos para que la tarea sea simple.

Cuando estamos en el consultorio y antes de que el profesional recete el medicamento debemos informarle, si el niño ya no cuenta con ficha médica, si es alérgico a algún fármaco en particular, además debe saber si ya está tomando algún medicamento. Recuerda consultar acerca de los efectos secundarios o las reacciones que pueden tener las gotas recetadas y en cuál de los ojos deben ser colocadas.

En el momento de comprar las gotas debemos verificar que sean las correctas, ver la fecha de caducidad o vencimiento y consultar por la cantidad de tiempo que deben usarse.

Cuando vayamos a colocar las gotas debemos relajarnos y tomarnos el tiempo para observar de cerca a nuestro hijo. Es fundamental tener las manos bien limpias y secas. Antes de comenzar siempre debemos leer las instrucciones que aparecen en la etiqueta. Ayudamos al niño a que se recueste o se siente, incline la cabeza. Agitamos bien el frasco, le quitamos la tapa.

Contrariamente a lo que podemos pensar es más fácil colocarle las gotas a los bebés y a los niños menores de 3 años, más aún si los envolvemos en una manta o toalla para que no muevan los brazos.

Siempre se deben colocar la cantidad justa de gotas en la apertura en forma de bolsillo del ojo abriendo suavemente el párpado inferior o superior. Luego debemos mantener el dedo meñique ejerciendo una muy suave presión en la esquina interior del ojo, por unos cinco segundos, así las gotas se absorberán más rápidamente.

Vía | About Kids Health
Foto | Flickr – Gonzalo Merat

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 abril 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *