24 junio 2013 Consejos, Nutrición

Cocinar verduras para el bebé
Uno de los primeros alimentos que nuestro bebé va a probar, después de la leche, son las verduras. Pero a fin de que conserven todos sus nutrientes y, además les guste a los niños, es importante saber de que modo podemos cocinarlas para queden estupendas.

Uno de los errores que cometemos con más facilidad es trocearlas para su cocción. Es mucho mejor si las dejamos enteras o en trozos grandes y las partimos una vez cocinadas, ya que con la cocción pierden parte de sus nutrientes. Eso sí, hay que pulirla y limpiarla bien, pero nada más.

Las primeras veces que ofrezcamos verdura a nuestro pequeño es mejor cocerlas un poco de más para que no queden excesivamente duras, poco a poco y conforme vayan acostumbrándose se las iremos dejando algo más enteritas para que no pierdan nutrientes y aprendan a masticar.

El mejor método para cocer las verduras es, sin duda, con la cocción al vapor. El problema puede estar que, precisamente porque la verdura se queda con todo su sabor, pueden resultar algo fuertes para el paladar del bebé que todavía no está acostumbrado, consiguiendo que las rechace. En cualquier caso cocerlas con la menor cantidad de agua posible.

Mucho mejor si tapamos la olla para que el vapor acelere la cocción y una vez ya esté cocida la escurrimos inmediatamente porque sigue cociendo, incluso con el fuego apagado.

Cuando vayamos hacer purés o cremas utilizaremos siempre el caldo de la cocción de las verduras y no le añadiremos sal hasta que el bebé no tenga, como mínimo, nueve meses. Sí que para mejorar su sabor podemos añadir unas gotas de aceite de oliva.

Fuente | “La alimentación infantil” – Assumpta Miralpeix (Plaza y Janés Editores 2002)
Foto | Hogar útil

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 junio 2013
  2. Receta para niños: Animalitos de verduras 27 junio 2014
  3. Recetas divertidas para el bebé: Puré con cara sonriente 2 octubre 2014
  4. Buenos hábitos alimentarios, bebé más sano 29 enero 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *