15 agosto 2009 Desarrollo, Padres y madres, Recién Nacido

bebe jugando

Nuestros hijos, por medio de una gran gama de experiencias sensoriales descubren el mundo. Los médicos neurólogos han comprobado que hasta los más chiquitos aprenden mejor si se estimulan todos los órganos sensoriales y el del equilibrio. Y aconsejan que los padres fomentemos el desarrollo ofreciéndole una gran variedad de estímulos.

Te contaremos un poquito más de los diferentes sentidos de nuestros hijos, incluido el sentido de equilibrio, que es muy importante para su vida.

Vista
Veras que pasa mucho tiempo mirando sus manitas, sus juguetes
. El recién nacido sólo enfoca los objetos que se encuentran a 20/25 cm. de distancia, por ejemplo, la cara de mamá cuando le da el pecho. A los tres meses, el bebé ya es capaz de seguir con la mirada un objeto en movimiento. Después del primer cumpleaños, su capacidad visual casi equivale a la de un adulto.

Olfato
Reconoce por su olor a mamá a papá y a sus hermanos
. Los olores familiares le proporcionan consuelo y le dan tranquilidad, le encantan los juguetes impregnados de su propio olor, por eso adoran a sus peluches.

Tacto
El tacto envía imágenes completas al cerebro
. La piel es el órgano sensorial más grande que tenemos a través de las sensaciones enviadas por el tacto, el cerebro es capaz de proyectar imágenes completas. Incluso los bebés más chiquitos saben reconocer al verlo un objeto que han examinado con las manos y la lengua.

Gusto
Chupa todo lo que tiene a su alcance, si le cabe en la boca mejor aun. Por eso debemos tener mucho cuidado y no perderlo de vista. A los recién nacidos les encanta el sabor dulce, en especial el de la leche de mamá. Los sabores amargos o ácidos aún no les resultan agradables. Recién al cuarto mes de vida empiezan a mostrar cierto interés por el gusto salado.

Equilibrio
Nuestro hijo disfruta con los movimientos
. A los bebés les encanta que los mezan en la hamaca. Ese movimiento ayuda a fomentar su sentido de equilibrio, que al mismo tiempo desempeña un papel importante en su desarrollo mental y neurológico. Para lograr estimular el equilibrio, podemos dar saltitos suaves cuando los tenemos a upa, así se favorece al aprendizaje y se volverá más estable.

Oído
Le encantan los juguetes que hacen diferentes ruidos
. Al nacer, su oído ya está bastante desarrollado reconocen la voz de sus padres y son capaces de percibir las diferencias de sus notas y tonalidades. Hasta los cinco años de edad perciben más información de su entorno con los oídos que con los ojos. Entre sus juguetes preferidos están los que hacen ruido cuanto más variada sea la gama de sonidos, mejor.

Fuente | Ser Padres Hoy

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Tira todos sus juguetes 23 agosto 2009
  2. Trucos para que se diviertan en casa 4 enero 2012
  3. ¿Cómo se desarrollan los sentidos en los bebés? 15 febrero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *