10 enero 2012 Embarazo, Noticias

Este método podría sustituir otros más invasivos como la aminiocentesis

Normalmente lo primero que importa a la mujer embarazada es que el bebé se desarrolle con normalidad y que esté sano. Pero, una vez sabemos que todo está bien, es inevitable empezar a pensar en si nuestro bebé será niño o niña. También puede darse el caso de que por motivos de salud o por alguna enfermedad que se pueda heredar, conocer el sexo sea algo de vital importancia.

En general, la manera de conocer tempranamente el sexo del bebé es mediante la amniocentesis o el muestreo de villus coriónico. Estos son métodos invasivos que tienen el riesgo de provocar un aborto espontáneo. Además, no se pueden realizar hasta la semana once de embarazo.

La determinación del sexo mediante ultrasonografía no puede llevarse a cabo de una manera confiable durante el primer trimestre. En esta etapa el desarrollo de los genitales externos no está completo. Es por esto que hasta la revisión de la semana veinte no se suele confirmar el sexo de nuestro bebé. Un estudio publicado en la revista FASEB Journal sugeriría la posibilidad de que en un futuro una prueba de sangre de las gestantes revelase el sexo desde el primer trimestre del embarazo.

El estudio lo llevaron a cabo investigadores sudcoreanos. Para realizarlo recolectaron muestras de sangre de más de 200 mujeres embarazadas. En estas muestras vieron que varias proporciones de dos enzimas llamadas DYS14 y GAPDH en la sangre indican si el bebé será niño o niña. Aunque todavía se necesite más investigación para que las pruebas estén disponibles en general, es el principio del camino para reducir la necesidad de utilizar métodos invasivos.

Vía | Medlineplus
Foto | Flickr-Jurvetson

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *