19 abril 2009 Compras, Consejos, Lactancia

bolsa termica Avent

Para todas aquellas mamás que no dan el pecho a sus hijos, sea la razón que sea, hay en el mercado distintas soluciones para que cuando salgan de paseo o de compras puedan dar las tomas fuera de casa.

Existen productos para llevar las dosis de leche de cada toma, para llevar el biberón en frío o para llevar el biberón en caliente. Hay desde calienta biberones express, hasta termos de toda la vida donde llevar el agua con la temperatura adecuada.

Además de todas las cosas que tienes que llevar en la bolsa del bebé (pañales, toallitas limpiadoras, un cambio de muda, bálsamo, …) hay que contar con algunas cosas más cuando tienes que dar de comer fuera de casa al bebé (y en este caso, sólo me voy a centrar en biberones).

Por un lado, si vas a preparar el biberón fuera de casa hay dosificadores – normalmente de plástico – que venden tanto en farmacias, como en tiendas especializadas en puericultura donde puedes llevar la leche en polvo. Los puedes encontrar de distintos tipos, algunos que en un único envase tienen varios compartimentos, y otros que son distintos envases que se hacen uno y que se separan para llevar sólo las dosis que necesites.

Además, necesitarás llevar el agua: si la llevas del tiempo o fría necesitarás o un calienta biberones o un microondas. En este último caso tendrás que comprobar muy bien la temperatura, ya que como no calientan de forma uniforme, tienes que tener cuidado con no quemar a tu bebé o que la leche se quede fría.

Si decides utilizar un calienta biberones, los hay muy rápidos e incluso que se utilizan sin ningún tipo de conexión como el Calentador Express Lionheart y otros un poquito más lentos en los que tienes que contar con algunos minutos para alcanzar la temperatura adecuada, además de un enchufe (también los hay para utilizar en el coche).

Otra opción es llevar el agua caliente, gracias a los termos (que mantienen el calor durante mucho tiempo y recubiertos de acero inoxidable) o las bolsas térmicas, que suelen aguantar la temperatura unas tres o cuatro horas (depende de la marca y del material).

Por otro lado, si el biberón ya lo llevas preparado de casa (imaginemos que es leche materna), tendrás que usar una bolsa isotérmica para que se mantenga o bien caliente o bien frío – en este caso, para calentarlo, si es leche materna, mejor utiliza calienta biberones.

Como veis, es todo un mundo por descubrir y quieras o no, algún que otro cachivache más que añadir a la bolsa (por cierto, hay algunas que ya incluyen la bolsa térmica para llevar el bibe calentito, algo es algo). Ah! Y si tenéis algún truco o sugerencia, bienvenida sea.

Vía | Saro Baby , Mothercare , Jané

Foto | Philips Avent

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *