21 marzo 2016 Embarazo, Noticias

complementos vitamina d

Una nueva investigación científica, en torno al embarazo y la salud del bebé, nos llega desde Gran Bretaña. En esta ocasión gira en torno a la vitamina D, también conocida como la vitamina del Sol, y que influye, directamente, en la formación de nuestro pequeño. Una carencia de este nutriente puede acarrear serios problemas de salud y, de forma muy especial, en la formación de sus huesos.

No podemos olvidar que la vitamina D la encuentra nuestro organismo en el sol, por eso en los países en los que el astro rey brilla por su ausencia, es aconsejable que se tome en complementos vitamínicos. De todos modos, y según este reciente estudio, estos complementos sólo serían aconsejables para aquellas embarazadas que darán a luz en invierno, momento en el que el sol está más ausente.

Según estudios anteriores, a mayor índice de vitamina D en el organismo de la madre, mayor era la salud ósea del bebé, algo que esta nueva investigación ha tirado por tierra. De hecho, en Reino Unido, todas las mamás gestantes tomaban vitamina D para asegurarse de que sus niños tenían huesos fuertes. Tras esta investigación se ha comprobado que unos niveles altos de vitamina D no indican una mayor salud ósea en el niño, y sólo se recomienda el suplemento para aquellas madres que presentan niveles bajos de este nutriente.

El estudió se llevó a cabo en más de 1.100 mujeres británicas que estaban entre la semana 14 y 17 del embarazo y que tenían niveles entre bajos y normales de vitamina D, la mitad de ellas tomó suplemento de este nutriente y la otra mitad un placebo. Una vez nacidos, los bebés presentaron una misma densidad ósea, tanto en las que tomaron el suplemento como el placebo. La única diferencia significativa fue en los casos en los que los bebés nacieron en invierno, ahí sí se comprobó que aquellas que tomaron la vitamina tuvieron bebés con una masa ósea más fuerte que las que no.

En conclusión: si el bebé va a nacer en invierno sería recomendable que las embarazadas tomaran suplemento de vitamina D en las últimas semanas de embarazo, al menos en aquellos países en los que, a lo largo de esos meses, el sol desaparece por completo, y también en los casos en los que la madre presente niveles muy bajos de este nutriente.

Vía | Medline Plus
Foto | Próximo reto

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *