19 junio 2017 Recién Nacido

Algunos datos que debes conocer de su primer día de vida

Llegó el día del parto, ese momento tan soñado y esperado, por fin vas a conocer a tu bebé y podrás tenerlo en tus brazos. Es posible que ese momento de tanta felicidad tambien esté nublado por las dudas acerca de cómo será ese primer encuentro. En el artículo de hoy te diremos los secretos de cada instante.

Seguramente los futuros padres podrán ver miles de imágenes de bebés recién nacidos a lo largo del embarazo, imaginando cómo será la cara y el cuerpo de su hijo, la realidad es que muchas de las imágenes serán totalmente diferente a su pequeño ni bien nazca.

Normalmente los bebé apenas nacen son pequeños, muy pequeños y nacen mojados, su cabeza podría tener una forma levemente puntiaguda (después de haber pasado el canal de parto), pero esto será algo temporal, su cabeza tendrá un aspecto redondeado a medida van pasando los días.

Tambien es posible que el bebé no logre extenderse por completo.

Tambien es posible que el bebé no logre extenderse por completo, piensa que paso nueve meses con sus piernas y sus brazos doblados a la altura de sus rodillas y sus codos. Todo su desarrollo se dio en un espacio muy estrecho. Al ir transcurriendo el tiempo se enderezarán tomanto una posición que podríamos considerar más normal.

Todos los padres tienen la costumbre, muy bonita, de pasar horas mirando los dedos de sus manos y de sus pies, notarán que las uñas son muy finas y delicadas, a veces son mucho más largas de lo imaginable.

La piel también generará curiosidad, en algunos casos será bastante roja y en otros más rosada. Algunos bebés pueden nacer con una capa de color blanco llamada vérnix caseosa, la misma tiene la función de proteger a la piel del contacto con el líquido amniótico. La capa será eliminada con el primer baño del bebé. Otros pequeños nacen muy arrugados, especialmente los prematuros. El pelito es fino y suave, el pelo con el que nacen se denomina lanugo, el mismo se ira cayendo después de un par de semanas.

Muchos recién nacidos pueden tener manchas o sarullido blando, que desaparecerán pasados unos días. El médico se encargará de revisar al bebé en las primeras 12 y 24 horas después del parto para verificar que las manchas (si las tiene) sean totalmente normales.

No olviden que el aspecto que tiene el bebé al nacer cambiará mucho en las semanas siguientes, a medida vaya creciendo. Sus extremidades se comenzarán a estirar, el tono de la piel cambiará, lo mismo que su pelo y las manchitas que ya no se verán.

Si bien a los padres les importará su aspecto más atención prestarán a su salud. A los recién nacidos se les realizará una serie de estudios y se los evaluará mediante la denominada calificación de Apgar, asi se podrá determinar su estado de salud. Estas son pruebas de rutina que se les hacen a todos los pequeños, el fin es medir los signos vitales y su capacidad de respuesta. Las pruebas verifican cinco puntos: respiración, color, ritmo cardíaco, actividad y tono muscular, además de la respuesta refleja con muecas.

Vía | Kidshealth
Foto | Pixabay – Ergin Akyurt

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *