20 octubre 2009 Compras, Consejos

como ser padres en tiempos de crisis

Ni siquiera ha llegado a ver la luz del sol y ya se convierte en el centro de atención principal para los gastos de la casa. “A mi niño que no le falte de nada y si es lo último de lo último, muchísimo mejor”. Evidentemente eso es lo que quisiéramos todos los padres aunque, una gran mayoría, debemos ir ajustándonos según el bolsillo y las posibilidades que la vida nos brinda en cada momento.

Todavía le quedan algunos meses para nacer y empezamos a comprar, casi de forma compulsiva, un montón de cosas que, en la mayoría de los casos, o bien son inútiles o nos podemos apañar con las que ya tenemos en casa. “Una batidora especial para bebés para que salgan bien trituradas sus primeras comidas“… seguro que la nuestra cumple la misma función, aunque eso sí, no será de color rosa, con motitas verdes o con la cara de un personaje de televisión en el mango.

En tiempos de bonanza, más o menos normal, no está de más, si te apetece, darte ese capricho (aunque irás necesitando cada vez más espacio para ir colocando tanto artilugio “especial”). Pero cuando la economía empieza a flaquear ya hay que pensarse las cosas dos veces y no dejarse embaucar por todo lo que la publicidad nos ofrece como “cómodo, conveniente o necesario”. Por eso hoy os vamos a dejar algunas pistas que os podrán ayudar a economizar en algunas de las necesidades a las que nos vamos a enfrentar con la llegada de nuestro bebé.

  • El termómetro. Aquí el que más convence a las mamás, según una reciente encuesta, es el digital clásico. Ni el de chupete, ni tampoco el de oído o frente, resultan más eficaces. Encima resulta ser el más económico. Debemos recordar que los termómetros de mercurio ya no se fabrican debido a su impacto medioambiental.
  • Bañera. Con el modelo más sencillo es suficiente que te puede costar entre los 20 y 50 euros. Estas mamás están igual de satisfechas que aquellas otras que compraron un sofisticado mueble con cambiador y cajones y que se gastaron entre los 100 a los 400 euros.
  • El esterilizador. A fin de esterilizar las tetinas y los biberones, la madres han valorado como el mejor, el que se utiliza en el microondas, casualmente en esta ocasión, también, resulta ser el más económico, te puede costar entre los 15 y 30 euros.
  • Sillita de paseo. Al elegirla debemos tener en cuenta un montón de factores. El peso, si puede plegarse, si en casa tenemos ascensor o si vamos a utilizar el transporte público a menudo. También es importante el plegado de la misma, hay que poder hacerlo de forma rápida y eficaz, incluso llevando al niño en brazos. Otro factor a prever es el tipo de empuñadura a necesitar: con una sola barra es más fácil de empujar con una sola mano pero con dos, podemo aprovechar para colgar las bolsas de la compra, por ejemplo.

Vía | Hola

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *