14 abril 2017 Embarazo

Métodos de antaño para conocer el sexo del bebé

Existen algunas formas para conocer el sexo del bebé sin tener que espera a la ecografía o ultrasonido. Muchas parejas prefieren no conocer el sexo de su bebé hasta el momento del nacimiento, mientras que otras escogen conocer si será una niña o un niño y así poder elegir su nombre con anticipación, comprar su ropita y decorar su habitación.

La manera más confiable de saberlo es mediante la realización de una ecografía, este estudio es muy importante y ayuda al médico a conocer distintos aspectos relacionados con la salud del bebé, además nos permite conocer el sexo.

Ahora, ¿qué sucede si el bebé no deja verse?, en ese momento pueden entrar en juego los conocimientos de nuestras abuelas, cuando no existían estos estudios y podían determinar si se esperaba un varón o una niña.

Antes las mujeres empleaban distintas maneras de determinar el sexo del bebé, en muchos casos aseguraron que funcionan.

Tablita China

Una manera de conocer el sexo del bebé de manera antigua es mediante el uso de la tablita china, un cuadro que se encuentra dividido por el cual podrás saber si estás esperando una niña o un niño dependiendo de la edad de la madre y del mes en que se gestó el bebé. Se deberá buscar la edad y unirla al punto del mes cuando quedaste embarazada, así se podrá determinar si es una nena o un nene lo que esperas.

Te dejamos un vídeo para que puedas ver como funciona.

Muchos consideran que la tabla maya funciona muy bien.

La cadenita o péndulo

Un método que también es muy usado para adivinar el sexo del bebé. Para realizarlo solo se deberá sostener una cadena, collar o péndulo encima de la palma de la mano de la mujer embarazada. Si el collar gira de manera pendular (recta) será un niño y si se mueve dando círculos estarás esperando a una niña.

Sentarse sobre almohadas y cojines

Se colocan dos cojines sobre dos sillas, debajo de cada una de ellas se pondrán una cuchara y un tenedor. Después la mujer tendrá que elegir en que silla sentarse, si elige la silla de la cuchara esta embarazada de una niña y si elige el tenedor será un varón.

Antes las mujeres empleaban distintas maneras de determinar el sexo del bebé.

Erupciones que revelan

Si notas que la cara se te ha puesto como un adolescente puedes pensar que estás esperando una niña, según cuenta la tradición las pequeñas se encargan de robarle la belleza a la madre, por eso aparecen manchas y granos.

Estos métodos son los más conocidos o tradicionales, pero evidentemente, ninguno de ellos tiene una base científica, pero por alguna extraña razón pueden llegar a funcionar. No te damos una garantía total de ello, solo es una manera de ‘jugar’ sabiendo que tienen años de experiencia que avalan las metodologías.

Vía | Disney Babble
Foto | Pixabay – Estupidaopinion

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *