24 octubre 2009 Consejos, Lactancia, Nutrición, Recién Nacido

como preparar el biberon paso a paso

Algo que puede suponer un gesto sencillo como el de preparar un biberón, nos puede suponer, sobre todo cuando somos primerizos, una inicial angustia que proviene de esa inseguridad que rodea todo lo relacionado con el nacimiento de nuestro bebé. ¿Estará demasiado caliente?… ¿habré puesto la dosis adecuada?… ¿estará bien limpia la tetina?… Sólo con la práctica vamos a darnos cuenta que no es tan complicado como pudiera parecer, pero por si te sirve, aquí te damos las claves para preparar el biberón paso a paso.

  • 1. Esterilizar es lo primero. El biberón debe estar lavado con agua y con jabón tras la toma anterior y luego hay que esterilizarlo. Para ello podemos utilizar varios métodos: el casero que es sumergir todas las piezas en agua hirviendo durante 4 o 5 minutos o los distintos que existen en el mercado: para el microondas, en frío con pastillas o líquido y los eléctricos, que esterilizan al vapor.

  • 2. Incluye el agua y la calientas. Echa la cantidad de agua que te haya indicado el pediatra (si es mineral, ten en cuenta que sea la adecuada para bebés). Calienta el agua en el microondas, sin la tetina. También lo puedes calentar al baño maría o en un calientabiberones.
  • 3. Añade la leche. Las medidas indicadas son por cacitos rasos. Cada cacito corresponde a 30 mililitros de agua, y será el pediatra el que te vaya indicando la cantidad de polvo que tendrás que ir dándole, según la edad y sus necesidades.
  • 4. Cierra, mezcla y prueba. Una vez has introducido la leche, cierra el biberón poniéndole la tetina y la tapadera para que no salpique con el movimiento y agítalo con fuerza. De este modo el polvo se diluye en el agua y el calor se reparte por igual. Quita la tapa y échate unas gotas de leche en la muñeca para comprobar que no quema.
  • 5. Busca una buena postura para ambos. Es importante que los dos os encontréis cómodos. En un sillón con la espalda recta, coge al bebé y colócalo en tu regazo con la cabeza apoyada en tu brazo. El pequeño debe estar recostado, nunca tumbado del todo.
  • 6. Dar el biberón. La tetina debe ser la adecuada para cada etapa. Así el recién nacido la usa de un agujerito, pasando, de forma paulatina, a la de dos y tres. También existen las que son de distintas posiciones que ofrecen un flujo más o menos lento. Al darle el biberón, inclínalo, cuidando siempre que la tetina esté llena de leche. Cada toma durará unos 10 o 15 minutos.
  • 7. Echar los gases. Tras cada toma es importante que el bebé eche los gases. Él lo va a hacer de forma natural, por lo que no va a ser necesario que le des palmaditas en la espalda. Simplemente incorporándolo y poniendo su cabeza sobre tu hombro o sentarlo en tu regazo con la carita hacia adelante, sujetándole la barbilla.

Vía | Crecer Feliz

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 octubre 2009
  2. Soy Padre: Cuidado con los grumos del biberón 10 junio 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *