15 junio 2009 Consejos, Padres y madres, Recién Nacido

como escoger el chupete adecuado para nuestro bebe

Hace unos días nuestra compañera Leticia nos desmontaba ciertos inconvenientes que, de forma equívoca, nos habían enseñado sobre los chupetes. Evidentemente todo es bueno o malo, dependiendo del uso que le demos y de las medidas que empleemos para que sea beneficioso. Así pues, ya se nos quedó claro que, dentro de un orden, el chupete puede ser un buen aliado de nuestro bebé.

Hoy vamos a daros algunos detalles para saber qué tipo de chupete es el que mejor le va a nuestro pequeño. Lo mejor es acudir a un centro especializado en puericultura, farmacia o parafarmacia. Si lo compras en una gran superficie o por Internet debes tener muy en cuenta que estén fabricados por la UE y que cumplen la normativa europea EN-1400. Esta normativa debe aparecer en el pack del producto para asegurarnos de que es seguro para nuestro pequeño.

Para saber cómo escogerlo, vamos a recordar cuáles son las partes principales que lo componen:

  • La tetina. Puede tener forma de gota, de cereza o anatómica. Afortunadamente, en la actualidad, están diseñadas para no perjudicar el desarrollo dental y del paladar de nuestro pequeño, con lo cual tú eliges qué tipo le puede ir mejor. Sea la que sea hay que tener en cuenta que debe medir, como máximo, 30 mm, a fin de que no le den arcadas. El material debe ser flexible y ha de tener un agujero interno para que permita la entrada del aire y recupere su forma tras el uso.
  • El escudo. Debe estar ventilado. Preferible con dos agujeros en los laterales de unos 4 mm. La forma y el diseño han de permitir que no tape la nariz del bebé ni permita que se acumule la baba.
  • Anilla y/o tapón. Puede llevar una o ambas cosas. Lo importante es que, por mucha fuerza que haga nuestro bebé no pueda desprenderse.

Los chupetes de la actualidad ya nos los venden esterilizados aunque nunca está de más que lo volvamos a hacer nosotras en casa. También es importante renovarlo, como máximo, cada tres meses y estar atentos a los cambios de color en la tetina, a las porosidades o grietas y si existiera algún olor desagradable. Nunca le cuelgues al cuello el chupete con una cadena y, mucho menos, acostarlo con ella, puede existir riesgo importante de estrangulamiento.

Vía | Crecer Feliz

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Razbaby, chupete siempre limpio 28 julio 2009
  2. Elegir la tetina, caucho o silicona 1 diciembre 2011
  3. Regalo de Navidad: Chupetes especiales 12 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *