4 noviembre 2016 Consejos

Elegir la niñera perfecta

Si partimos de la base que no existe nadie perfecto, entonces ya tendremos un camino recorrido importante. Pero también es cierto que no podemos dejar a nuestro bebé al cuidado de la primera persona que se nos ofrezca. Buscar una niñera o canguro que cumpla ciertos requisitos debe ser fundamental, al menos para saber que se va a encontrar bien protegido, con una persona responsable y que cubra todas sus necesidades.

Si te estás planteando contratar una niñera, quizás te convenga tener en cuenta ciertos aspectos, al menos para que nada quede en el aire y, más tarde, tengas que lamentarte de haber tomado una mala decisión. Evidentemente, cada familia es un mundo y priorizará unos aspectos más que otros, pero al menos en lineas generales estas ideas te pueden servir.

Una buena educación y valores similares a los tuyos

Dependiendo de la edad que tengan nuestros niños vamos a necesitar que su nivel educativo sea uno u otro. En cualquier caso, y más allá de la educación “formalmente académica”, nos interesará mucho más ver que se trata de una persona educada, sin malos gestos o palabras soeces. No olvides que los niños son esponjas y estos malos hábitos educativos, pueden quedarse en ellos para siempre.

También es importante que conozcas sus valores éticos o morales y veas si son similares a los tuyos. Qué piensa de la solidaridad, por ejemplo, de los derechos sociales, de la igualdad entre los seres humanos…

Consejos para elegir niñera

Experiencia, habilidades y actitud

Aunque podamos creer que cualquiera puede cuidar a los niños, especialmente si son pequeños, la experiencia es fundamental, sobre todo si necesita ciertos cuidados especiales, como son los bebés. El haber trabajado algún tiempo con ellos permite conocerlos más y adelantarse a sus necesidades.

Las habilidades también son fundamentales para que los niños estén bien cuidados. Que sepa cambiarle el pañal, consolarlo cuando llore o entretenerlo con juegos, canciones o lecturas, será fundamental para que tu peque esté bien cuidado y tú te quedes totalmente confiada.

Del mismo modo que notarás si su actitud es positiva, segura y enérgica. Una persona con muchas dudas, vacilante y con miedos, no es el mejor referente de cuidador infantil. Debe desprender seguridad y confianza y que, al mismo tiempo, se implique de una forma activa en el cuidado de tus niños.

Vía | Ser Padres
Fotos | Planeta labores y Currar

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *