15 febrero 2017 Embarazo

Los sentidos que tienen antes de su nacimiento

Todos sabemos, o sospechamos, que los sentidos de los bebés tienen un gran cambio en los primeros meses de vida. Incluso el feto sufre de muchas modificaciones antes de nacer, así recibe una gran cantidad de estímulos, como la voz de su mamá y otros sonidos que con el paso de los días se comenzarán a volver familiar.

Para comenzar a hablar del desarrollo de los sentidos de los bebés hablaremos del tacto, el primer sentido en desarrollarse. Este es, sin lugar a dudas, el sentido más maduro en los primeros meses y cuando nacen será el sentido que más han desarrollado y perfeccionado.

Ya en su semana 16 de gestación el bebé tendrá en su piel receptores sensoriales a la sensación de presión, táctil y temperatura. Al llegar a las 32 semanas de gestación todas las partes de su cuerpito ya tendrán sensibilidad al tacto.

El olfato es otro de los sentidos que se desarrolla en el útero. En el tercer trimestre, el feto, empezará a prepararse para captar los olores. Se sabe que el aroma de los alimentos que su mamá consume son transmitidos al bebé mediante el líquido amniótico.

Los fetos desarrollan mucho menos el sentido de la visión. A sus 20 semanas de gestación sus ojos están formados, pero permanecen cerrados.

Tengamos presente que el feto cuenta con el denominado órgano Vomeronasal, un órgano que cuando nace desaparece. Así el cerebro podrá captar los olores.

Con respecto al sentido del gusto podemos decirte que, al partir de los tres meses empiezan a formarse las terminales nerviosas que permitirán diferenciar los sabores. Así tendrán la posibilidad de diferenciar los sabores amargos, dulces, salados y ácidos.

En el caso del oído también es un sentido funcional antes de su nacimiento, en el útero de su madre percibe una gran cantidad de sonidos, los cuales son apaciguados gracias al líquido amniótico. El desarrollo completo del sistema auditivo ocurre al llegar al séptimo mes, si bien a las 24 semanas de gestación ya puede responder a los estímulos como los ruidos de mediana intensidad y a la música.

Los fetos desarrollan mucho menos el sentido de la visión. A sus 20 semanas de gestación sus ojos están formados, pero permanecen cerrados. Al séptimo mes se forman las últimas capas de la retina, los párpados (que antes estaban cerrados) empiezan a abrirse. El feto comienza a percibir la luz, si bien el interior del útero estará oscuro. Al nacer podrá enfocar cerca de 30 centímetros, una distancia que guardará entre su mamá y él mientras se lo está amamantando.

Al nacer el pequeño bebé tendrá la capacidad de reconocer la voz de su mamá, esto no es un hecho azarozo sino que es consecuencia de su desarrollo en el útero, en ese ámbito los sentidos se pondrán a prueba antes de nacer.

En artículos anteriores hemos hablado de la manera en que continúan el desarrollo de los órganos al nacer, te invitamos a que sigas descubriendo en ellos la maravilla de la vida.

Vía | Desarrollo y aprendizaje humano
Foto | Pixabay – Skitterphoto

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *