23 septiembre 2015 Consejos, Lactancia

curar grietas pecho

Aunque dar de mamar es un hecho totalmente natural y que no supone ningún tipo de dolor o molestia, puede suceder que se produzca algún que otro inconveniente durante el proceso. Especialmente si somos primerizas nos vamos a encontrar con un buen puñado de novedades que acompañan al nacimiento de nuestro hijo, y que, al menos al principio, nos sabemos muy bien como resolver. Así que lo mejor es consultar con la matrona o el pediatra todas esas dudas que te vayan surgiendo, verás como son la mar de sencillas para resolver.

Algunas de esas dudas vienen relacionadas con la lactancia y cómo dar el pecho a tu bebé. Un mal posicionamiento de nuestro peque puede acarrear algunas molestias que, en cualquier caso, son pasajeras. Una de ellas, la más habitual, es la aparición de grietas en los pechos. Pero ¿cómo las aliviamos?

  • Lo primero es revisar la posición del bebé y que esté agarrado correctamente al pezón.
  • Aumenta el número de tomas para que los pechos estén más descongestionados y no sufras el dolor al tenerlos llenos.
  • Dale siempre del pecho que menos te duela al principio, así cuando llegue al dolorido te hará menos daño puesto que el ímpetu será menor.
  • Si el dolor es muy intenso puedes utilizar una pezonera de silicona, al menos hasta que las grietas desaparezcan.
  • El aceite de oliva puede ser un buen remedio para curar las grietas, así como una crema de lanolina.
  • El mejor remedio para que cicatricen lo tienes tú misma, y es la propia leche. Deja caer algunas gotitas y extiéndelas sobre el pecho y las grietas. Déjalas secar al aire libre y verás como notas alivio.

Vía | Guía del niño
Foto | Hoy Venezuela

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *