7 abril 2009 Consejos, Salud, Seguridad

Intoxicación
El mejor tratamiento para los accidentes domésticos es la prevención. Debemos asegurarnos que todos los medicamentos y productos de limpieza están bajo llave. Nunca se deben guardar productos peligrosos en botellas de agua o de refrescos, en frascos vacíos o en vasos. Pero los accidentes ocurren y saber reaccionar correctamente puede ser vital. El teléfono del Instituto Nacional de Toxicología es: 91 562 04 20 y atiende las 24 horas.

Productos cáusticos son todas aquellas sustancias que pueden producir quemaduras químicas en contacto con nuestro organismo. Practicamente todos los productos de limpieza: lejía, amoniaco, lavavajillas, detergentes…Productos tóxicos son aquellas sustancias que ingeridas son capaces de producir un efecto en el organismo ( intoxicación ). Las más frecuentes en el hogar son porque el niño ingiere medicamentos que están a su alcance.

Los síntomas de la ingesta de cáusticos son:

  • Dificultad o imposibilidad para tragar.
  • Salivación intensa o babeo continuo
  • Dolor de garganta o pecho al tragar
  • Llanto, agitación e irritabilidad
  • Hinchazón y dolor en labios, lengua y paladar
  • Hinchazón en la laringe con respiración dificultosa y ruidosa
  • Dolor torácico o abdominal junto con vómitos que pueden ser de sangre

Que el niño tenga febrícula ( fiebre entre 37 y 38º ) y mal estado general pueden ser indicativos de gravedad. Si sospechas que tu hijo ha ingerido un producto cáustico, nunca le provoques el vómito. Un poco de leche o agua pueden ayudar a diluir el producto, pero corres el riesgo de que vomite y el daño empeore. Hay que ir a urgencias.

Los síntomas de intoxicación son muy variados dependiendo del tóxico ingerido. Pero debemos sospechar una intoxicación si el niño presenta alguno de estos síntomas sin tener otra enfermedad que los justifique o si el niño, sobre todo el menor de 5 años, tiene síntomas complejos de inicio brusco:

  • Somnolencia
  • Convulsiones
  • Dificultad respiratoria
  • Alteraciones de la marcha
  • Vómitos

Se debe provocar el vómito excepto en los casos de somnolencia, enfermedad neurológica previa del niño, o si ha ingerido algún derivado del petróleo, cáusticos o cianuro.

Es importante dar la máxima información al médico, si es una intoxicación deberemos llevar todos los medicamentos de casa, independientemente de si creemos que los ha tomado o no. Si sabemos que ha ingerido hay que coger la etiqueta o el envase del producto, para que puedan saber su composición exacta y tratar correctamente al niño. Debemos informar del tiempo que ha pasado desde la ingesta, la cantidad ingerida y los síntomas que tiene o ha tenido el pequeño.

Vía | AEPED
Imagen | Benifaio

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Intoxicación de los niños (II) 19 diciembre 2010
  2. Juguetes que pueden ser tóxicos 28 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *