20 julio 2017 Salud

Hablaremos de los síntomas que presentan los bebés con fiebre

En la siguiente entrada podrás encontrar las respuestas que pueden aparecer ante un cuadro de fiebre del bebé. Comenzaremos por recordar que la fiebre en los bebés es un síntoma que puede provocarnos preocupación. En sí misma no es una enfermedad sino una señal de alerta que se genera en el cuerpo que se encuentra combatiendo una infección.

No tendría que convertirse en una alarma pero si debería ponernos en alerta, si bien no será necesario salir corriendo a una guardia médica tendremos que estar más atentos, evaluando una serie de aspectos, y así poder verificar que estamos realizando lo correcto.

Podemos decir que un niño tiene fiebre si la temperatura en la boca es superior a los 37,2 grados C y o si la temperatura rectal supera los 38 grados C. Si bien los adultos tienen la costumbre de medir la temperatura usando su mano esto no será lo ideal, lo mejor siempre es que se emplee un termómetro.

No es una enfermedad sino una señal de alerta que se genera en el cuerpo que se encuentra combatiendo una infección

Cuándo ir a un hospital si tiene fiebre

En el caso de que el bebé tenga fiebre se aconseja llamar al pediatra o ir al hospital si el niño tiene más de 40 grados C, o si el pequeño es menor a los tres meses y tiene una temperatura que supera los 38 grados C.

Otro aspecto que se tiene que evaluar es si el niño tiene síntomas claros de deshidratación, por ejemplo, si su boca está reseca, presenta un sarpullido sin otra explicación o si tiene cuadros de vómitos o diarrea continuos.

Hasta hace algunos años lo más común era darle a los niños con fiebre un baño de alcohol o colocarle una bolsa de hielo, estas modalidades ya no se recomiendan ya que se comprobó que podrían generar efectos adversos a los niños. Nunca se tiene que medicar a un niño sin que el médico lo haya recomendado y recetado.

Son muchas las investigaciones que consideran que el organismo tiene fiebre si se incrementa la producción de glóbulos blancos, que son los encargados de combatir una infección provocada por un virus o por bacterias. Frente a la actividad de estos glóbulos el cuerpo estimula la producción de pirógenos endógenos, las que tienen la función de actuar en el hipotálamo, centro de control de la temperatura corporal, el mismo es estimulado para que la temperatura aumente y así se pueden destruir los microorganismos considerados nocivos.

Causas de la fiebre

Existen algunas causas más frecuentes que podrían ponernos alertas, entre ellos encontramos que si los niños están cansados, con dolor de cabeza y débiles la causa de la fiebre podría ser una gripe.

En el caso de que exista fiebre y vómitos podemos estar frente a una intoxicación o gastroenteritis.

Si tiene tos y su nariz esta tapada, y el cuadro es acompañado por fiebre el pequeño podría estar sufriendo de una bronquitis o infección viral. Si la alta temperatura va acompañada de dolor de oídos seguramente se sufrirá una otitis o parotiditis.

Vía | Blog Nacer sano
Foto | Pixabay – Morits320

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *