27 enero 2011 Consejos, Noticias, Salud

nariz

Uno de los malos hábitos más comunes en nuestros pequeños es verlos comerse los mocos. Cuando vemos que un pequeño hace eso le decimos inmediatamente que no lo haga más, que además de ser una mala costumbre puede hacerle mal a su barriga. Pero parece que esto no es así.

Muchos investigadores se pusieron a pensar acerca de los motivos por los cuales los pequeños se comían sus propios mocos de manera instintiva, sin que nadie, obviamente, les haya enseñado a hacerlo y continúen hacerlo sin importar el asco que causa en las personas que se encuentran a su alrededor.

Uno de los encargados de investigar fue el Doctor Friedrich Bischinger (neumólogo), quien advirtió que sacarse los mocos con los dedos es bueno y comerlos es excelente para el organismo.

Según sus declaraciones, el hecho de sacarle los mocos con la ayuda de sus deditos beneficiaría ya que se puede llegar a lugares donde con sólo sonarse no se llega, además de que de esta forma se pueden sacar los mocos secos que se encuentran en las paredes de la nariz.

Al parecer a partir de ahora no deberíamos interceder cuando vemos a los niños con los dedos en sus narices, ya que la ingesta de mocos tendría la capacidad de reforzar el sistema inmunológico de los pequeños.

La nariz tiene la función de actuar como filtro donde se concentran diferente tipo de bacterias, evitando que las mismas ingresen hasta los pulmones. Al comerse estos mocos cumplirán la función de vacuna en el organismo de los pequeños.

Por todas las razones que te hemos expuesto, Bischinger, piden que los adultos cambien de mentalidad y tomen este hecho como algo natural y que no debe ser censurado, al contrario, incentivado. Lo único que se aconseja es que se haga en un ámbito de intimidad, porque por más que sea saludable no queda muy bien hacerlo en el medio de una tienda.

Vía | JM Noticias
Foto | Flickr – Gabirro

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *