26 agosto 2009 Embarazo, Nutrición

comer durante el embarazo sin ganar kilos de más

Pudiera ser que, aprovechando que estamos embarazadas y por aquello de que nuestro cuerpo va a tener que soportar unos kilillos de más, nos liemos la manta a la cabeza y con la manida excusa del antojo fácil o de “ahora tengo que comer por dos”, nos saltemos todas las reglas de oro de la buena alimentación. Nunca debemos olvidar que hay que alimentarse de forma variada pero sin cometer excesos, además no tenemos que perder de vista que, de nuestra alimentación, también depende la salud de nuestro bebé. Por eso es importante que en nuestra dieta incluyamos todo tipo de nutrientes, eso sí, en algunos tendremos que observar ciertos detalles. Si ves que estás ganando demasiado peso durante el embarazo, no está de más que sigas estas recomendaciones:

CARNE. Mejor la de pollo, pavo o ternera que la de cerdo o cordero. Si puedes elegir es preferible la pechuga al muslo y, siempre, sin piel.

PESCADO. Aunque los azules son más grasos es importante su aporte de Omega-3, por lo tanto debemos tomarlo, al menos, dos veces por semana.

HUEVOS. Cuando hagas una tortilla es mejor que utilices un huevo entero más la clara de otro ya que la yema es la que contiene la mayoría de las calorías. También lo puedes tomar cocido y evitar comerlo frito.

LÁCTEOS. Siempre hay que tomarlos descremados. En el caso de los quesos, mejor fresco.

VERDURAS. Dos o tres raciones al día. Puedes limitar la ingesta de remolacha, zanahoria o cebolla ya que contienen mayor índice de azúcar.

FRUTAS. Dos o tres piezas al día o, también en zumos. Evitar los plátanos maduros, higos, uvas, nísperos, caquis o chirimoyas.

PATATAS. Tomarla siempre cocida o al horno, nunca fritas.

PAN, PASTA Y ARROZ. Puedes tomar dos raciones de pasta o arroz a la semana. En cuanto al pan, una rebanada al día y si es integral, mucho mejor.

LEGUMBRES. Dos raciones a la semana. Olvídate de combinarlas con chorizo, morcilla o cualquier carne grasa, mejor si lo haces con verduras.

EMBUTIDOS. Sólo el jamón york y la pechuga de pavo.

OTRAS RECOMENDACIONES. Limita la ingesta de aceite de oliva a dos cucharadas por día. No tomes refrescos de cola, agua con gas, bebidas isotónicas, gaseosas, refrescos o zumos envasados. Si te apetece un helado, mejor que sea 0% y, mucho cuidado, con los azúcares y dulces.

Vía | Crecer Feliz

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 agosto 2009
  2. Bebé a bordo un libro sobre el embarazo y la maternidad 18 abril 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *