20 noviembre 2015 Consejos

comentarios bebe prematuro

A lo largo de toda esta semana, se ha celebrado la Semana del Bebé Prematuro. Es así como distintos actos, actividades y debates, han puesto de manifiesto la necesidad de entender esta realidad desde un modo mucho más consciente, en el que, sin dejar de ver la realidad, también entendamos ciertos aspectos psicológicos y emocionales a los que se enfrentan los padres que pasan por este trago.

Es normal que sintamos cierta preocupación ante la llegada de un bebé antes de tiempo, y de las complicaciones de salud que puedan presentarse, por eso tendemos a intentar aliviar ese dolor de los padres con palabras. Palabras que, aunque lleven la mejor intención, no siempre son las más acertadas. ¿Quieres saber cuáles son esos comentarios que soltamos, casi sin darnos cuenta, y pueden hacer daño a esos padres?

  • ¡Qué pequeñito es! Evidentemente lo es y se ve a simple vista por lo que el comentario esta de más. Mucho mejor si decimos que es precioso o le buscamos alguna similitud con papá o mamá.
  • Te has librado de lo peor Los dolores del parto, las molestias de las últimas semanas… son crudos momentos que se olvidan cuando tienes a tu bebé en brazos, sano y sin más necesidades que tu pecho y tus caricias. Ya quisieran esas madres de bebés prematuros poder pasar por ellos con la seguridad de tener a su hijo en el mismo instante. Ese comentario, además de sobrar, resulta cruel.
  • Por lo menos… ¿Está vivo? Claro que siempre hay una desgracia mayor, no sólo en estos casos, pero ¿para qué apelar a la compasión ilimitada? Intentar imponer la parte positiva, cuando se tiene a un bebé hospitalizado, no siempre es una buena opción.
  • ¿Cuando…? ¿Volverá a casa? ¿saldrá al parque? ¿comerá de forma autónoma? Cada niño lleva su evolución y los bebés prematuros con muchas más limitaciones. Para colmo los padres de estos bebés no tienen un oráculo que les marque una fecha exacta en la evolución de sus hijos. Hacer este tipo de preguntas hace que los progenitores se sientan más inseguros y, en algunos casos, hasta culpables por si algo no han hecho bien durante el embarazo.

Foto | Medicina y salud hoy

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *