La coliflor, alimento ideal para el embarazo

La coliflor, alimento ideal para el embarazo

Escrito por: Sacra    17 junio 2010     Comentario     2 minutos

Una de las verduras que tiene grandes propiedades para ocupar un sitio preferente dentro de la alimentación durante el embarazo es la coliflor. Gracias a que su mayor componente es el agua, es un alimento de escaso aporte calórico. Es una excelente fuente de fibra, así como de vitaminas y minerales. Pero en el caso […]

Una de las verduras que tiene grandes propiedades para ocupar un sitio preferente dentro de la alimentación durante el embarazo es la coliflor. Gracias a que su mayor componente es el agua, es un alimento de escaso aporte calórico. Es una excelente fuente de fibra, así como de vitaminas y minerales. Pero en el caso que nos ocupa nuestro mayor interés se centra en su alto contenido en folatos.

Tanto el folato como el ácido fólico son formas de vitamina B solubles en el agua, la diferencia es que el folato se produce de forma natural en los alimentos, el ácido fólico es la forma sintética de esta vitamina. Como ya hemos hablado en otras ocasiones, la deficiencia de este componente durante las primeras semanas de embarazo puede provocar problemas graves en el desarrollo de nuestro bebé, especialmente en el tubo neural, como la espina bífida o la anencefalia.

Pero otra de las ventajas que nos ofrece el consumo de coliflor es su gran beneficio para el tránsito intestinal. Debido a su alto contenido en fibra la coliflor tiene propiedades laxantes, no hay que olvidar que uno de los problemas más generalizados durante el embarazo es el estreñimiento con sus temidas hemorroides. Además, la fibra ayuda a reducir las tasas de colesterol en sangre, así como controlar la glucemia en aquellas que padecen diabetes.

Es importante, a la hora de comprarla, que presente un buen color, la masa esté limpia, compacta y firme y las hojas verdes estén tiernas y frescas, cualquier tono marrón o fragmentación puedes darnos a entender que esté demasiado vieja. Una vez en casa la conservaremos en el frigorífico, en una bolsa de plástico perforada, de este modo mantiene todas sus vitaminas.

Pero a pesar de sus infinitos beneficios también es cierto que, en muchas ocasiones, tenemos ciertas reticencias a cocinarla por ese olor característico que no siempre resulta agradable. Para atenuar ese aroma podemos incluir en el agua de la cocción una patata o una manzana. Son muchas las recetas que incluyen la coliflor entre sus ingredientes como el que os ofrecimos hace unos meses: bacalao con coliflor.

Vía | PequeRecetas


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.