21 diciembre 2012 Compras, Recién Nacido

Descanso perfecto para los bebés hasta seis meses

El mercado de la puericultura es inmenso, cubriendo e incluso rebasando las necesidades de nuestros pequeños. Hay productos que pueden resultar indispensables como los elementos de retención para el coche, los biberones o las cunas. Sin embargo, hay otros que aunque no son de primera necesidad, pueden mejorar la calidad del sueño del bebé y su comodidad. Es el caso de los cojines reductores morfológicos de Babymoov.

Babymoov es una empresa dedicada a la innovación y venta de productos relacionados con el mercado de la puericultura que lleva más de quince años en el sector. Aunque fue fundada por tres jóvenes franceses que no tenían experiencia en la paternidad, se rodearon del mejor equipo de profesionales y se basaron en las ideas y las experiencias de papás y mamás.

Para este invierno han lanzado dos productos que se unirán a su catálogo de confort: el cojín reductor y Lovenest. El primero es un cojín ideal para bebés prematuros, recién nacidos y bebés hasta los seis meses. Se trata de un cojín reductor que proporcionará al bebé una especie de caparazón suave que se adapta a todo tipo de sillas, capazos, balancines. Está realizado con un tejido transpirable y un diseño ergonómico que garantiza la correcta postura del bebé en todo momento. Además la zona del reposacabezas tiene una forma ergonómica para mantener su cabecita redonda. El precio de este producto es de 29,99 euros.

Por otro lado, puedes hacerte con Lovenest, un cojín patentado por Babymoov que se adapta a cualquier superficie y que está diseñado para evitar la “plagiocefalia posicional”, es decir, la cabeza plana por estar tumbados tantas horas. Se trata de un cojín con una inclinación y una forma especial para mantener el correcto reparto de la presión en la cabecita del bebé. Dependiendo del tejido que lo cubra su precio va de los 15,99 a los 19,99 euros.

Página oficial | Babymoov

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 diciembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *