25 julio 2010 Salud

codo de niñera

El codo de niñera se trata de una lesión leve en la articulación del codo y se produce cuando el radio, uno de los huesos del antebrazo, se desplaza de su lugar en la unión del codo. Se trata de un accidente doméstico y, por lo tanto, no es considerado congénito ni aparece en el momento del nacimiento.

La edad en la que puede producirse es entre los 2 y 5 años y sucede cuando el adulto, tomándolo de las muñecas, lo alza de forma brusca y enérgica. También puede suceder cuando el pequeño gira sobre si mismo a causa de una caída o tirón o cuando lo hacemos dar vueltas tomándolo de las manos.

Los síntomas más frecuentes son: un dolor inmediato en el brazo accidentado e incapacidad o negativa para moverlo. De este modo el niño va a dejar su brazo estático, en posición extendida y unido al cuerpo. La única forma de solucionar este problema es que el hueso vuelva a su sitio, así que lo mejor es acudir al centro de salud o a su pediatra de forma inmediata.

Generalmente no suele conllevar más complicaciones y es el propio facultativo el que con un preciso movimiento volverá a poner el hueso en su sitio. En el caso que pudiera temer que existiera algo más grave va a pedir que se le realicen algunas radiografías para determinar, si procediese, la magnitud de la lesión.

Es también importante conocer que, si tu niño lo ha padecido una vez, probablemente vuelva a suceder en distintas ocasiones, así que lo mejor es evitar estos movimientos bruscos con él. A partir de los cinco años ya es bastante improbable que le suceda.

Vía | Pequelia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *