20 agosto 2009 Consejos, Ocio, Salud

El cloro de las piscinas puede afectar a los bebés
A los niños les encanta el agua y no nos resistimos a llevarles a la piscina que tengamos más a mano. Si lo hacemos con demasiada frecuencia con los bebés menores de dos años o con aquellos que tienen predisposición a sufrir alergias, podemos perjudicar la salud del niño. Un estudio realizado por la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica, relaciona el cloro de las piscinas con la aparición de enfermedades pulmonares en bebés.

La investigación señala que el riesgo de padecer asma se multiplica por 60 por cada 100 horas de asistencia a piscinas con cloro. Además, el riesgo de sufrir bronquitis, eccemas y problemas respiratorios es mucho más elevado entre los bebés de dos años que acuden con regularidad a la piscina clorada, que en aquellos que no lo hacen.

La tricloramina o tricloruro de nitrógeno (NCl3) es un gas muy volatil y facilmente inhalable, y se forma por la reacción del cloro al contacto con la suciedad orgánica. Su efecto no solo se nota en la irritación de los ojos o las vías respiratorias superiores, también puede irritar los pulmones, según los datos del estudio.

Los investigadores recomiendan a los grupos de riesgo, menores de dos años y niños con predisposición a sufrir alergias, que eviten las piscinas con altas concentraciones de cloro, algo que se nota facilmente por el olor. Además deben ser piscinas con sistemas de ventilación y eliminación de estas sustancias.

Vía | Salud
Foto | Konfidence

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Bueno, normalmente las piscinas públicas están muy controladas por la Sanidad que dependen de cada comunidad autónomas.

    Estas comunidades tienen una normativa adecuada según los técnicos y pueden variar sustancialmente, pero siempre deben tener unas mediciones y controles.

    Tienen diferentes aparatos de control y no deben dejar tan al azar que desajusten.

    Si notan un fuerte olor a cloro puede ser denunciado a Sanidad de la comunidad y que comprueben si realmente llevan los controles adecuados, ya que no es el cloro, sino una sustancia la que da ese olor tan característico, se llama cloraminas y son los restos que se tiene al usar cloro y que cada cierto tiempo deben eliminarlo.

    La concentración no debe ser superior a una cantidad, 3ppm de cloraminas, y una vez que las eliminan se va ese olor.

    Si tienen más preguntas pueden dejarlas aqui o solucinarlas en http://www.forodepiscinas.com/index.php.

    Un saludo y que disfruten de las piscinas.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *